¿Cómo construir un buen subject en emailing?

Hay que saber construir este elemento del emailing.

1033

Si bien, el cuerpo del correo electrónico en una estrategia de emailing es de gran importancia, hay un elemento que no sólo sirve como tarjeta de presentación, sino que también resulta ser una pieza clave para que para que alguien decida o abrirlo o mandarlo a la papelera: el subject (también conocido en español como el título o asunto del título). Para quien aún no lo ubique, es la frase breve que nos sale junto con el remitente antes de abrir el correo. Es importante saberla construir bien, para que resulte lo suficientemente llamativa para la gente.

Uno de los primeros puntos que debemos considerar al momento de trabajar con el subject de un correo en una campaña de emailing es la redacción. Una frase mal escrita, incoherente o con grandes faltas de ortografía puede provocar suspicacia en el público meta. Siempre será mejor revisarlo un par de veces antes la serie de mails.

Trabajar en un copy breve y conciso es uno de los principales trabajos que se tienen al realizar una estrategia de emailing. Hay que procurar que tenga máximo cuatro palabras, las cuales inviten al lector a ingresar y revisar el cuerpo del correo.

Implementar un toque de misterio en el subject es una de las piezas clave para que los lectores decidan saber más. Si los dejamos en vilo, sentirán curiosidad para ingresar al correo y saber qué es lo que dice su contenido.

Una de las recomendaciones más recurrentes es que hay que hacer el subject una vez que se termina de escribir el cuerpo del correo y no al revés. Al tener el texto completo, se pueden generar más ideas sobre lo que se puede colocar en el título.

Dependiendo del valor y la identidad de la marca, también se puede realizar un subject que tenga humor. Usualmente este tipo de elementos resultan atractivos para la gente y entran a ver el cuerpo del correo.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL