Todo gracias a que el 14 de marzo de 2016 se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma a la Ley General de Sociedades Mercantiles, en virtud de la cual se crea la figura de un nuevo tipo de sociedad llamada “Sociedad por Acciones Simplificada” o “S.A.S.” la cual se podrá constituir en menos de 24 horas, sin costo y en línea en el portal de la Secretaría de Economía. Si todo sucede como prometen, creo que ni Amazon será tan eficiente.

La intención de esta reforma es fomentar la economía mediante la apertura de nuevos negocios. Definitivamente hacen falta iniciativas como esta ya que México es un país complicado para abrir una empresa. De acuerdo con las cifras que publica el Banco Mundial en la página www.doingbusiness.org, hay 64 países en los que es más fácil abrir un negocio. México ocupa el nada honroso lugar número 65, por debajo de países como Eslovenia, Mongolia y la mismísima República de Kirguistán (te prometo que no me la inventé).

Creo que la medida es particularmente bienvenida ya que las personas que no pueden pagar honorarios notariales o esperar semanas para recibir su testimonio pueden empezar a hacer negocios más fácilmente. Aunque hay también temas de evasión fiscal, por algo pasa en México que 57.7% de los negocios son informales, de acuerdo a los datos del INEGI al 2015.

Sin embargo, esta opción no es para todo mundo. No puedes usar este tipo de sociedad si tu negocio genera ingresos anuales de cinco millones de pesos o más. Asimismo, de conformidad con el Artículo 260 de la Ley General de Sociedades Mercantiles, si ya eres socio o accionista en algún otro tipo de sociedad mercantil, no puedes ser a la vez socio en una S.A.S.

El Colegio Nacional del Notariado Mexicano ha expresado algunos riesgos y desventajas que le ven a esta nueva figura; sin embargo, me parece que ninguna de ellas es lo suficientemente justificada para impedir su creación. Al contrario, en otros países se ha implementado esta iniciativa con éxito, sin que eso menoscabe la seguridad jurídica. Es normal ver en otros países con sistemas legales más evolucionados, por ejemplo, Estados Unidos e Inglaterra, que los documentos constitutivos de la empresa constan en un documento privado y sólo ratificado.

Que esto impulse la economía está por verse, ya que de acuerdo a información proporcionada por Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial,  en México el 75% de las empresas cierran dentro de los primeros dos años y el 90% no sobrevive los primeros cinco. Es decir, hay otros temas a resolver.

Asimismo, habrá que ver como resuelven algunos temas como el de la autorización del nombre o denominación de la sociedad, ya que al día de hoy, el trámite se puede llevar hasta 4 días hábiles.

Ahora bien, si estás considerando constituir una Sociedad de Acciones Simplificada, me parece muy importante que de todos modos te asesores legalmente, ya que si no le pones atención a temas como el objeto de la sociedad, los poderes que quieres otorgar y la forma de administración de la empresa, posteriormente puedes tener muchos dolores de cabeza. No es necesario que vayas con un notario, pero que sí te recomiendo que le pidas ayuda a un asesor legal de tu confianza con el fin de que te asegures de que el día de mañana, tu S.A.S. funcione adecuadamente.

No me quiero despedir sin darte la bienvenida a este espacio en el que contribuiremos con artículo y videos enfocados darte orientación legal para la constitución y operación de tu negocio.

Si tienes dudas, preguntas o sugerencias, me puedes contactar en mi correo electrónico: [email protected] o en mi Twitter: @DMALegal.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL