En 2018, la industria cinematográfica cerró con más de 16,800 millones de pesos por concepto de ingresos en taquillas de México, lo cual supera los 16,661 millones de pesos obtenidos en 2017, según la Cámara de la Industria Cinematográfica (Canacine), cifras en las que Cinépolis fue una de las empresas que contribuyó con dichos resultados.

Si bien esta empresa mexicana, originaria de Morelia, Michoacán, no es la única que compite en el mercado, sí es una de las más relevantes y de las que más presencia tiene a nivel nacional, pues al día de hoy cuenta con un total de 6,000 salas de cine, cantidad que le permite llegar a diferentes ciudades del país e incrementar su alcance.

Con más de dos décadas participando activamente en la industria, esta compañía decidió hacer un rebranding, el cual fue dado a conocer a finales de junio de este año, a través de sus redes sociales, hecho que generó opiniones encontradas, pero al mismo tiempo derivó en una serie de innovaciones que el día de ayer fueron anunciadas.

Rebranding, por una optimización de la marca

Como parte de dicho proceso, Cinépolis ha emprendido una serie de cambios sustanciales no solo en términos de identidad gráfica, como ha sido visible desde junio, sino también a nivel interno y en su manera de operar su e-commerce y puntos de venta.

Tras la presentación de su sala número 6,000, la empresa comunicó que tienen el plan de aperturar de tres a cuatro espacios de manera semanal, nuevos complejos en los que buscan ofrecer una experiencia omnicanal, pues la digitalización de pósters, compra de boletos en kioscos y pedidos de dulcería mediante códigos QR, son solo alguna de las innovaciones que esta cadena de cines implementará en los meses siguientes, aunado al diseño de salas mixtas, en donde clientes VIP y generales podrán compartir el mismo espacio, de las cuales ya hay 4 funcionando en ciudades como Monterrey y Ciudad de México.

En entrevista para InformaBTL, Ramón Ramírez, director de Comunicación y Relaciones Públicas de Cinépolis mencionó que resulta más que satisfactorio para la compañía poder reinventarse, y que parte de esto sea la expansión del negocio, pues actualmente sus salas de cine ya se encuentran en 17 países.

Identidad gráfica, previa al rebranding.

Comentó que el cambio de imagen contempla no solo el retiro y adición de ciertos elementos a su logotipo, sino que hay modificaciones de fondo que permiten darle al cliente una experiencia de compra mucho más completa, además de que así unifican su comunicación en todos los países donde están presentes.

Imagen actual, mediante la cual se alude a una empresa y experiencia omnicanal

Tan solo en 2018, Cinépolis vendió más de 210 millones de boletos.

Pero esta empresa no es la única que va por la conquista de más clientes. Cinemex también ha apostado por la renovación de su concepto de sala de cine, así como por mejoras en el servicio. Acciones como la ampliación de su oferta en dulcería con sabores nuevos de palomitas, las alianzas comerciales con partners como Coca-Cola, la apertura de salas premium, la exhibición de contenido diverso, así como las activaciones y promociones en punto de venta, dan cuenta de su compromiso con sus clientes y su búsqueda por reinventarse.

Hasta finales de octubre de 2019, Cinemex tenía un total de 346 complejos, distribuidos en más de 102 ciudades de México, empresa que también ha cruzado la frontera, teniendo ahora presencia en ciudades de Estados Unnidos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL