Las nuevas tecnologías se han abierto cada vez mayor camino en la industria de la seguridad, pues innovaciones como el reconocimiento facial se convierten en un filtro más para la protección de datos.

De acuerdo con datos de Statista, en países como Chile, existe una prominente preferencia por sistemas de reconocimiento facial, el cual se distribuye por uso de la siguiente manera:

  • Dispositivos: 68.8 por ciento
  • Hogar: 64.4 por ciento
  • Formalidades de seguro médico: 64.3 por ciento
  • Hospitales y clinicas: 63.7 por ciento
  • Compra de productos para adultos: 58.4 por ciento
  • Cuentas de banco: 56.7 por ciento
  • Cuentas de redes sociales: 54.5 por ciento
  • Compras línea: 53.5 por ciento

En este contexto, China también ha establecido nuevas regulaciones que requieren que los operadores de telecomunicaciones escaneen los rostros de los usuarios que recién contratan servicios de telefonía móvil, esto con el objetivo de combatir el fraude.

Esto significa que millones de ciudadanos chinos tendrán que aceptar el reconocimiento facial que la compañía a la que contrate le imponga, pues según lo refiere el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, China es uno de los líderes mundiales en softwares de este tipo.

Establecimientos en los que ya se implementó el reconocimiento facial

Por ahora, China ya tiene esta implementación en diferentes servicios y establecimientos, tal es el caso de los supermercados, los sistemas de metro y los aeropuertos. Al respecto, Alibaba, la cadena de supermercados, ya permite a sus clientes realizar pagos con su rostro.

Así mismo, la industria hotelera ya integra esta modalidad, en la que los huéspedes pueden escanear su rostro a través de sus smartphones para realizar reservas o check in.

Por otro lado, el medio China Daily, reportó que en el sistema de metro de Beijin usará esta tecnología con el objetivo de clasificar a los pasajeros como medida de control de seguridad.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL