Seguros de vida se despiden de vapeadores por ser de alto riesgo

El sitio Reuter, señala que los seguros de vida pueden resultar el doble de caros para fumadores o vapeadores.

137

Aunque prohibidos por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), los vaporizadores siguen siendo comercializados con éxito en puntos de venta físicos y digitales; no obstante y ante los riesgos que “vapear” produce, los seguros de vida han decidido excluir a quienes usen este tipo de dispositivos.

De acuerdo con un establecimiento de la Cofepris, los vaporizadores no cuentan con autorización para ser comercializados en México, pues aún carecen de evidencia científica que compruebe que no son dañinos para la salud.

Al respecto, algunas marcas ya han limitado su participación en esta industria, tal es el caso de Apple, que eliminó de su App Store las 181 aplicaciones con relación al vapeo.

Los seguros de vida también han accionado

Las aseguradoras globales también ha tomado sus decisiones, que consisten en intensificar las advertencias sobre los riesgos potenciales de vapear, intentando persuadir a los suscriptores vapers para que paguen una cantidad mayor de tasas; considerando excluirlos por completo de este servicio.

Esto debido a que las autoridades estadounidenses reportaron recientemente que tan solo en lo que va del 2019, se han presentado 47 muertes por enfermedad pulmonar relacionada con cigarrillos electrónicos.

Por su parte, las aseguradoras mayoristas, se han encargado de asesorar a aseguradoras de venta al detalle con el objetivo de que se creen políticas especificas, así como ciertas recomendaciones para los consumidores de este artefacto.

Al respecto, el sitio Reuter, señala que los seguros de vida pueden resultar el doble de caros para fumadores o vapeadores, pues están expuestos a un riesgo de muerte mayor. Así mismo, este medio señala que las advertencias más prominentes se centran en jóvenes vapeadores y sobre todo, en consumidores de líquidos con ingredientes como la mariguana, pues aunque es una sustancia legal en varios países, ha sido relacionada con múltiples enfermedades que provocan la muerte.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL