Los taxistas en Londres han mostrado un fuerte rechazo hacia la iniciativa del gobierno de financiar un proyecto de tecnología de autos sin conductor, ya que aseguran eso ira en perjuicio de su trabajo, ya que las personas que son adictas a los avances tecnológicos dejarán de usar los servicios personalizados.

Notas Relacionadas: 
Abrazos contra la discriminación racial: campaña viral en Australia
Educan a vacacionistas con campaña de Ambient Marketing
Monstruo come galletas y BMW se funcionan en divertida campaña

“La gente no quiere robots, ellos necesitan saber que su conductor los guiará de una forma segura a su destino, además de que es necesario el contacto con la persona que esta conduciendo el vehículo”, aseguró Gary Bramall, Chief Marketing Officer (CMO) de Hailo, compañía especializada en el servicio de taxis.

La compañía lanzó la campaña “Face to faceless”, en la que proyectan rostros de taxistas en los principales edificios de China Town, Marble Arch, Covent Garden y el Southbank, con la intención de hacer reflexionar a los transeúntes y decirles que sus taxistas tienen rostros.

“Nada puede sustituir la relación que un pasajero construye con su conductor y tenemos que defenderlos. Los taxistas han sido parte de esta cuidad desde hace cientos de años y el avance hacia los choches sin conductor está matando no sólo a una profesión, sino a gran parte de la herencia de Gran Bretaña”, puntualizó Bramall.

Aquí te dejamos imágenes de la campaña que la compañía Hailo esperar mantener hasta el próximo 27 de abril, día del taxista en Londres:

taxistas

taxistas1

taxistas2

taxistas3

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL