Hace unos años, las mascotas virtuales mejor conocidas como los tamagotchis eran la moda. Con el paso del tiempo fueron desapareciendo, y al mercado llegaron otros objetos de entretenimiento.

En esta ocasión, Build-A-Bear decidió traer de vuelta a estas criaturas, pero no como un dispositivo electrónico. En lugar de ello, la marca optó por promocionar la línea “Promise Pets”, conformada por perritos de raza Salchicha, Westie Terrier, y el gato Cálico.

El valor agregado que presenta el retailer es una aplicación que permite a los dueños de las mascotas estar más conectados con ellas y vivir a diario los actividades que implican el cuidado y responsabilidad de tener a una mascota.

Estos cuidados incluyen la alimentación, entretenimiento, trato amable, atención médica y aseo. Entre más cuidados y cariños se le dan a la mascota, se van obteniendo puntos y certificados, que irán calificando al dueño.

La estrategia de la marca fue ofrecer una experiencia diferenciada al consumidor final, por ello, con la aplicación se podrá:

Darle de comer a la mascota en un horario estipulado. Administrar el uso de golosinas, entrenar a la mascota para ir al baño. La idea es que el peluche “entienda” que debe ir al baño en lugares específicos o cuando los saquen a pasear.

Llevarlo con el veterinario y hacer actividades diarias como caminar o jugar. Bañarlo cada cierto tiempo y no olvidar cepillar su pelo. La pregunta es si estos peluches también mueren de alguna manera en caso de ser desatendidos por sus dueños.

La aplicación “Promise Pets” se puede descargar de iTunes App Store o Google Play Store.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL