Aunque muchas entidades de negocio ya han adoptado los dispositivos móviles como herramienta de trabajo, existen algunas otras que simplemente no lo ven potencial. No obstante el uso de estos artefactos crece año con año y con ello crecen también sus implementaciones, pues hoy en día a través de estos dispositivos es posible tanto el uso de mensajería instantánea, como el pago de servicios.

Según el Informe de estadísticas móviles 2019-2023, el 2019 podría terminar con 13.09 mil millones de dispositivos móviles en todo el mudo; mientras para el 2023 se prevé una cantidad exorbitante que alcanza los 16.8 mil millones.

En este contexto, Kyocera, la empresa japonesa de impresión de documentos, señala que a través de las siguientes prácticas, el uso de teléfonos celulares como herramienta de trabajo podría cambiar completamente y para bien la gestión de operaciones.

Colaborar a distancia
Los dispositivos móviles tienen la ventaja de poder acompañar a las personas a donde sea que vayan, por lo que son un recurso que siempre está a la mano. Es en este contexto que aún en la distancia, pueden gestionarse llamadas o reuniones con el fin de cerrar negocios con éxito.

Controlar información
En la actualidad los smartphones son una herramienta de sumo valor, pues en ellos puede recabarse toda una serie de datos y documentos. Siendo así, no será necesario tener a la mano una computadora para visualizar o consultar cierta información.

Optimizar el trabajo
El hecho de que muchas labores se ven optimizadas por los celulares, han sido el motivo por el que durante el 2019 se comercializaron 1,517.83 mil millones de teléfonos inteligentes, según lo reporta Statista.

Gracias a sus múltiples innovaciones y funcionalidades, fuera de ser un distractor, los smartphones se vuelven una herramienta para cumplir con la demanda laboral.

Te sugerimos:

¿Comprar mediante dispositivos móviles? 8 razones para considerarlo

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL