Cada vez más la mujer decide posponer o rechazar de su vida la maternidad y a cambio prefiere disfrutar más de su vida profesional, de sus amigos, su pareja, tener un mejor nivel de vida y un gran gusto por los viajes.

En ese gusto por conocer otros países y culturas es donde la mujer profesionista que trabaja, no tiene hijos, pero gasta en ropa, juguetes, parques de diversiones, restaurantes y viaja con sus sobrinos, ha marcado una nueva tendencia en turismo.

De acuerdo con la organización de turismo juvenil Mundo Joven, este tipo de mujeres comparte con sus sobrinos un viaje, pagando lo del menor, o aportando a los padres para que los niños viajen por su cuenta.

Mundo Joven precisa que entre los viajes más buscados por estas féminas para niños o con niños son los campamentos infantiles de verano o invierno, los viajes a los parques temáticos de Disney, así como tours a Canadá.

Entre las edades promedio en las que viajan menores solos, o en su caso con las tías, es de 10 años, y la elección del destino se decide en un 50 por ciento los tíos y el otro 50 por ciento los padres y el menor.

Sin embargo, los destinos nacionales más seleccionados por las tías profesionistas sin hijos para viajar con sus sobrinos son los de playa, o los campamentos de verano e invierno donde los niños viajan solos, pero ellas aportan el capital.

Mundo Joven señala que el costo de los viajes depende del destino seleccionado, cuyo rango va de los 14 mil pesos en destino nacional hasta los 60 mil pesos en destinos internacionales.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL