¿Cómo se asignan los precios?

1298

Una vez que se ha seleccionado una estrategia de precios, se realiza la asignación de precios. El precio es la cantidad de dinero que el consumidor debe pagar por un producto o servicio.

Costo-plus

La forma en que normalmente se asignan los precios es tomando el costo y sumándole la ganancia que se espera recibir de la venta del producto, por ejemplo, si vendemos un refresco, el costo de producirlo, empacarlo, transportarlo, etc. Es de 10 y lo que esperamos ganar de la venta son 2 pesos. Por tanto el precio sería de 12 pesos.

Normalmente el precio es una decisión que se basa en la experiencia.

Ya que para poner un precio, se deben tomar en cuenta muchos factores como demanda, canibalización, productos sustitutos, afines y complementarios, elasticidad del precio, tipo de tienda, clientes a los que da servicio, promociones y la competencia que enfrenta entre otros.

Demanda

La demanda se refiere a la cantidad de productos que busca comprar el consumidor. Como cuando en temporada de calor se compran más ventiladores que en invierno.

Canibalización

La canibalización es resultado de las relaciones en la demanda de varios productos que son sustituibles entre sí. Cuando un producto canibaliza a otro, es porque tiene un menor precio y la demanda se inclina a consumir el de mejor precio, dejando de lado el otro producto.

Los productos que se canibalizan generalmente son sustituibles entre sí, lo que quiere decir que si tengo dos o más opciones para comprar un producto similar, al tomar la decisión de compra selecciono uno u otro, como en el caso de la leche entera de un litro, en la que tengo varias opciones para elegir.

Dependiendo de qué es lo que impulsa mi decisión de compra. Que puede ser el precio, el empaque, una promoción, la temporada del año, etc.

Productos afines

Los productos afines y complementarios son los que generalmente se compran juntos como cepillos de dientes, pasta e hilo dental; pan de caja, leche y chocolate en polvo, o refrescos con papas, cacahuates e hielo.

O como en la siguiente imagen, aceites y exhiben guantes para tomar las cosas calientes.

Elasticidad de precios

La elasticidad de precio es el cambio que tiene la demanda debido a un cambio en el precio.

Hay productos con demanda inelástica, como la tortilla, que si al kilo le aumento 50 centavos, la demanda va a bajar, no porque la gente deje de comer tortilla, sino porque la buscaran en otro lugar a un mejor precio.

Esto es resultado de que es un producto de consumo constante y por tanto la gente tiene una percepción más clara del precio que cuesta, por tanto cualquier modificación la notan de inmediato y altera su imagen de precio.

Por otro lado, los productos elásticos son los que los cambios de precio tienen poco efecto en la demanda.

Un café preparado que cuesta 50 pesos, si le subo 5, la demanda se va a mantener. Debido a que la gente está dispuesta a pagar el precio extra para seguir consumiendo el producto.

Formatos de tienda

El tipo de tienda se refiere al tamaño del lugar y al formato que maneja, puede haber tiendas grandes con gran cantidad de artículos diferentes y un estacionamiento muy amplio, a la que acude mucha gente, tiene productos de calidad media, con precios competitivos y un servicio al público menos dedicado.

Por otro lado hay otras más pequeñas que tienen menos productos, un estacionamiento menor a la que acude menos gente, ofrece productos de mayor calidad, precios más elevados y un servicio personalizado.

Tipos de clientes

Los clientes a los que da servicio cada tienda, varían también, en cuanto a su capacidad de gasto, los productos que buscan y la experiencia de compra que prefieren.

La capacidad de gasto está en función al dinero disponible que tienen para consumir productos. Esto se puede deducir de acuerdo a la zona donde se ubique la tienda, no son los mismos clientes los que visitan la tienda en el norte de la ciudad, que los que la visitan en el sur.

El tipo de persona también tiene que ver si es soltero, casado, tiene hijos o no, su edad, si va acompañado a hacer las compras o lo hace solo.

Y la experiencia de compra se relaciona con lo que espera el cliente de su visita a la tienda, encontrar lugar de estacionamiento rápido, caminar mucho desde su auto hasta el carro, entrar a una tienda muy llena o con poca gente, que tenga productos de mayor calidad, importados o los comunes, que la tienda sea lujosa o sencilla y una atención personalizada o mínima.

Por último las promociones, estás son de varios tipos:

Hay reducciones de precio temporales como antes 10 hoy 8, lleve tres y pagué sólo dos, paquetes de productos, promotores que impulsan las ventas ofreciendo muestras o degustaciones en la tienda, entre muchas otros. 

Precios de competencia

En cuanto a la competencia, hay que saber si la tienda que manejamos se encuentra en una zona donde hay tiendas similares de la competencia Y tener una idea de los precios que maneja el competidor.

Un ejemplo de los precios entre competidores son los carritos que tienen la canasta básica de productos y el precio total en la tienda, contra los mismos productos con el costo en la competencia.

En resumen

Para asignar el precio a cada producto se deben tener en cuenta primero, el costo del producto, luego, cuánto se quiere ganar por la venta, considerando las demás variables que hay alrededor para poner un precio competitivo y que este dentro de la estrategia de precios.

El precio debe ser tal, que asegure las ventas del producto y que generen una ganancia para la compañía, maximizando el margen sin dañar la imagen de precios de la compañía.

 

 

   

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL