El fast food lanzó un protocolo a seguir después del confinamiento, que ha terminado en países como España, Francia o Alemania. McDonald’s creó “Entorno seguro” y comenzó con la nebulización de todos los restaurantes para asegurar su desinfección total antes de la reapertura, además de elementos de protección como mamparas separadoras en zonas de mostrador, entrada escalonada de sus empleados, etcétera.

El Gobierno de México dio a conocer oficialmente los lineamientos oficiales para que las empresas puedan regresar a laborar en el país, con medias como evitar el uso de joyería, corbatas, barba y bigote debido a que son reservorios de virus y demás microorganismos (fómites), entre muchas otras.

Ahora, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (Canirac) publicó una guía de prácticas para que los restaurantes abrán y con ello muestran un panorama de lo que serán los establecimientos después de la cuarentena.

Así serán

Comensales y personal de los locales deberán acatar la nueva realidad, por medio de “Protocolo de Reapertura: Mesa Segura”, que plantea:

  • Cubrebocas por parte de meseros y comensales
  • Montar la mesa hasta la llegada del comensal
  • Uso de menús desechables o digitales
  • Sanitizar todas las áreas antes de la reapertura
  • Distribución más estricta del trabajo en la cocina en caso de no poder ofrecer los 1.5 metros recomendados

Es decir, el panorama es distinto al hasta ahora conocido, con mesas con mayor separación y menor aforo, elementos de protección, desinfección y novedades que permitan el mínimo contacto físico en los restaurantes mexicanos, sean las tradicionales fonditas o grandes negocios.

De acuerdo con datos del INEGI, México tiene alrededor de 673 mil unidades económicas para la venta de alimentos preparados, de los que hasta 100 mil, podrían cerrar tras la crisis sanitaria y económica.

Que el 15 por ciento de los restaurantes en la nación mexicana cierre, significa 300 mil empleos perdidos, algo que nadie quiere que empeore, por ello es que las medidas son importantes y aunque esto signifique un cambio para el consumidor, una experiencia diferente a la que hasta ahora se había manejado, será necesaria la transformación.

También, la instancia lanzó una guía para la entrega de alimentos a domicilio. Este ha sido un impulso para mantener a los restaurantes abiertos. Según estimaciones de la última edición del Statista Digital Market Outlook, el mercado de las apps delivery como Uber Eats o Rappi, generó en México una facturación en pedidos de comida online por mil 300 millones de dólares.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL