El retailer Oxxo presentó el miércoles pasado la marca e imagen de Oxxo Gas, con las que planea sumar cada año 50 estaciones de servicio con tienda de conveniencia en al menos 14 estados de la República Mexicana.

La posibilidad de realizar estas acciones, luego de 78 años en los que Petróleos Mexicanos (Pemex) fue el único jugador en el mercado de venta y distribución de gasolinas, es como resultado de la reforma energética aprobada en 2014. En la que este año será cuando la iniciativa privada se sume a la cadena de valor de la distribución y venta de combustible.

Desde 2014, FEMSA dejó clara su intención de generar una red de estaciones de venta de gasolina. En ese año la empresa adquirió 227 estaciones a franquiciatarios de Pemex y para el segundo semestre de 2016 la cifra alcanzó 335 estaciones, entre adquisiciones y nuevas estaciones propias.

La inversión para el cambio de marca oscila entre los 400 mil y 800 mil pesos por estación.

Algunos de los estados donde ya funcionan las estaciones de ‘Oxxo Gas’ son Nuevo León, Guanajuato, Coahuila, San Luis Potosí, Aguascalientes, Sinaloa, Jalisco, Chihuahua y Querétaro.

Oxxo Gas planea aprovechar los beneficios de la Reforma Energética al máximo y podrá hacer promociones para la venta del producto.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL