Apps y redes: la pura “copiadera”

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Hay una canción de Marc Anthony con Gente de Zona llamada “La Gozadera”, en esta ocasión la columna hace alusión a la gran ritmo de la rola, pero también a la locura que vivimos los mercadólogos al ver cómo las redes sociales y aplicaciones cambian de manera constante, poniéndonos a prueba.

Hay una canción de Marc Anthony con Gente de Zona llamada “La Gozadera”, en esta ocasión la columna hace alusión a la gran ritmo de la rola, pero también a la locura que vivimos los mercadólogos al ver cómo las redes sociales y aplicaciones cambian de manera constante, poniéndonos a prueba.

Esta muy claro que debemos capacitarnos para concebir de manera más optima los campos del marketing digital, al mismo tiempo que debemos estar alertas de no quedarnos en los primeros escalones. Evitemos caer en la tentación de convertirnos en alumnos eternos, sin tener la más mínima intensión de llevarlo a la práctica.

Regresando al título, la advertencia va hacia dos ramas, por un lado, porque en nuestros días las agencias y consultores toman las campañas de las redes, les dan una manita de gato “tropicalizada”, la comparten jubilosos para que se conozcan los creadores, luego la campaña es destrozada en un grupo de expertos en publicidad y mercadotecnia pues descubren que hay otra muy similar en China o que una marca muy parecida en Argentina reclama su originalidad.

¿Nada nuevo bajo el sol? Tal vez o quizás olvidamos que vivimos en la era de los covers, los remasterizados, los tutoriales y los intertextos fotográficos (memes), la época en donde el plagio es permitido siempre y cuando se evolucione o se sea amigo del plagiario (se cuente con una especie de permiso).

Para darle cara a lo anterior, un ejemplo muy enfático son las redes disfrazándose unas de otras, Facebook adoptando Skype, Twitter pareciéndose a Instragram, Instragram como buen chavorruco entallándose en la moda del Snap y así sucesivamente, hasta que llegan momentos como en los que después de ver íconos en la tablet o celular sin uso, decidimos dejar los que el Sr. Darwin nos dicta, los más fuertes, es decir, los que cumplen con funciones de manera más efectiva.

Hace unas semanas cerré 4 aplicaciones, dos de ellas, de redes sociales, el efecto está sucediendo colectivamente, así como a diario nacen propuestas y sustitutos, muchas perecen, la pregunta es ¿copiamos para sobrevivir, o nos arriesgamos a ser innovadores aunque esto suponga morir en el intento?

Antes de contestar la pregunta, recuerde que los nativos digitales se conducen de una manera novedosa, son exigentes y bastante críticos, sus curvas de interés son prácticamente las de las Bolsas de Valores, lo que les resulta apasionante puede ser odiado al día siguiente, son migrantes que buscan contenidos del momento, rapidez y simultaneidad.

Es parte de la esencia humana el tratar de identificarnos, por eso las comidas y trajes típicos, las variantes idiomáticas, las leyendas y mitos, las banderas y escudos, las tradiciones y dichos. Lo que nos remite a concluir que aunque existan países muy similares, sus moradores siempre intentarán darle un sentido diferenciador en alguno de los puntos anteriores, eso mismo sucede en el mundo digital y sus propuestas, el punto es que los usuarios lo asimilen con la misma intensión.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.