Promocionar un servicio bancario no es cosa fácil debe hacerse de una manera sencilla y clara para que las personas entiendan el mensaje y sobre todo hacerlo humanizado ya que muchas veces los clientes son vistos como una inversión monetaria no como seres humanos, por ello el Israel Discount Bank decidió realizar una activación que demuestra el poder de la familia.

Para demostrar que los hombres de Israel son más fuertes cuando tienen el apoyo de su familia y por ende deben tener un patrimonio que los cuide, el banco se apoyó del below the line y reunió a un grupo de varones a quienes les puso pruebas de levantamiento de pesas.

Al principio tenían que levantar 5 kilos, después aumentaba a diez y así hasta llegar hasta 45 o 50 kilos, número que fue imposible levantar para todos, sin embargo todo cambió cuando los hijos y esposa de cada uno de ellos llegaba a darles ánimos.

Sin más preámbulo te dejamos esta campaña de marketing promocional que demuestra que un banco puede ser una institución muy cálida:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL