Casos como las recientes mejoras a “Gus”, el chatbot de Cinépolis, presentadas la semana pasada, son muestra de la relevancia cada vez mayor que los asistentes virtuales han tomado en los últimos años.

Aunado a ello, las tendencias en cuanto a consumo de medios digitales se refiere, el auge del comercio electrónico, así como la omnicanalidad de retailers, los hábitos de compra y los cambios en el customer journey, hacen que el uso de bots se eleve considerablemente.

Información presentada por Gartner, estima que para el año 2020, cerca del 80 por ciento de las ventas por servicios de entretenimiento serán realizadas por chatbots y asistentes de voz.

Según esta compañía, y estudios realizados por agencias de investigación, afirman que las nuevas generaciones de usuarios, e incluso consumidores de mayor edad, inmersos en la digitalización, buscan ser atendidos rápido, en donde la inmediatez se ha vuelto un factor clave para las compras por Internet.

Ante esta realidad, los chatbots vienen bien para las marcas que desean estar en contacto con sus clientes 24/7, además de que sistemas de mensajería instantánea como Facebook Messenger y WhatsApp, influyen para que el usuario no acepte esperar mucho tiempo para ser atendido.

Cabe destacar que, antes de adquirir e implementar esta tecnología, es preciso contar con los profesionales correctos, capaces de desarrollar un bot eficiente y que responda en tiempo y forma, tales como lingüistas, ingenieros, mercadólogos y otros perfiles, además de conocimiento sobre Inteligencia Artificial (IA).

Algunos números de los chatbots

De acuerdo con cifras de Statista, 41 por ciento de las compañías en el mundo ya usan asistentes virtuales para atender clientes y socios.

Salesforce y Audience revelan que durante 2017, 15 por ciento de las empresas a nivel global se comunicaron con socios mediante chatbots, aunque el uso de teléfonos lidera con un 60 por ciento.

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL