El mercado de las bebidas y de las donas cada vez es más competido. Hoy vemos a marcas como Krispy Kreme, Dunkin’ Donuts o incluso Starbucks y demás cafeterías que dentro de su oferta están los snacks y postres. En este contexto, diferenciarse se torna más complejo.

María Zubiaur, directora de Mercadotecnia de Taco Holding, indicó que en el caso de Krispy Kreme una de las claves para diferenciarse de la competencia es el packaging.

En voz de la directora, el empaque es una herramienta para acercarse a los consumidores; un lenguaje netamente visual que va construyéndose con el tiempo, a fin de generar más awareness.

Otra de las ventajas de recurrir a estrategias de packaging es que los empaques incrementan el ticket promedio y fortalecen las campañas de las marcas. De ahí su importancia y necesidad.

Pero para crear grandes estrategias de packaging, María Zubiaur enlistó 7 ejes rectores que determinan la identidad de sus empaques:

Ser simples
Ser divertidos
Ser antojables (chocomanía)
Ser compartido
Ser genuino
Ser bondadoso
Ser único

Foto: Cortesía

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL