Buenos Aires.- Hablar sobre el producto que se vende no es cosa fácil, a la gente no siempre o casi nunca le interesa un discurso con los beneficios, caracterí­sticas y ventajas de tu producto. Pero si encuentras una manera original de dar un discurso, si creas una estrategia para que el canal de comunicación transmita el mensaje de manera efectiva y atractiva, la campaña se convierte en éxito.

Eso logró Ogilvy con esta campaña para TEDx, en la que la gente común se convierte en el mejor publicista gracias al Word of Mouth.

Para difundir la llegada a Buenos Aires de la segunda edición de TEDx, una organización sin fines de lucro que visita diferentes ciudades con el objetivo de compartir ideas novedosas que inspiren a la sociedad, la agencia Ogilvy desarrolló una genial estrategia involucrando a 50 taxistas de la ciudad.

Se llevó a los servidores del transporte a las conferencias de TEDx y se les invitó a difundir la idea con sus pasajeros. La segunda cosa que hacen bien los taxistas después de llevar a las personas a sus destinos, es comunicar. Los taxistas se convierten a menudo en consultores, confesores e informadores, y bajo ese insight se desarrolló esta extraordinaria campaña premiada en Cannes Lions el año pasado.

Qué mejor que transmitir un mensaje a la gente común desde un espectador común, sin libretos ni guiones. La acción se efectuó durante una semana, participaron 50 taxistas que atendieron en promedio a 20 pasajeros diarios, llegando a una audiencia de 7 mil personas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL