Datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) y el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), señalan que en 2016, el número de micro, pequeñas y medianas empresas era de 4,048,543 registradas.

Ante estas cifras se puede ver que, aun con algunos procesos burocráticos no eficientes, en México emprender sí representa una oportunidad viable para muchos que desean ser sus propios jefes, haciendo realidad un proyecto o sueño.

Cuando se emprende un negocio no siempre las cosas salen como se tienen planeadas o se espera sucedan, ya que pueden surgir ciertas dificultades que obstaculicen tu negocio y haga que algunos consideren claudicar o tirar la toalla, lo cual puede representar un temor que influya determinantemente para dar el primer paso y llevar tu idea a una realidad, o dejar de lado tu empresa y desistir.

Por ello, a continuación te presentamos 5 lecciones que Martin Luther King Jr. dejó como legado no sólo en la política, sino también como lecciones de vida y negocios.

Haz de tu sueño una realidad

Tener la idea o sueño es el primer paso, pero lo realmente importante y lo que marcará la diferencia es llevar ese sueño a algo tangible, que se convierta en una realidad que se cristalice en una empresa del tamaño que desees.

Su famosa frase “I have a dream” debe ser la que detone tus ganas de emprender y hacer lo que más amas.

El que algo se haga de cierto modo, no tiene porqué aplicar en todo

Puede ser que a alguien le haya traído buenos resultados hacer ciertas cosas, o que a ti te haya funcionado hacer algo específico, pero eso no significa que te dará buenos resultados en cada proceso que lleve la conformación de tu empresa.

Si bien por muchos años el racismo fue mucho más marcado y justificado, King tuvo la visión de que no siempre debía ser así, dando la opción de cambiar. Ante esto, el momento de emprender no debemos cerrarnos al cambio, en especial cuando las cosas se hacen de una manera ya por tradición.

Construye una base de seguidores sólida

Luther King fue un orador que inspiró a millones de personas con sus palabras, tanto que al final fueron esos seguidores quienes organizaban, marchaban y que de alguna manera influenciaron a los legisladores y al público en general de aquella época.

En esta era tecnológica, con el internet y redes sociales, es mucho más sencillo alcanzar y llegar a un gran número de personas de lo que era en la década de los 60.

El cambio se puede presentar en el momento menos esperado

Las actitudes y mentalidades cambian rápida y súbitamente, en especial cuando algo positivo viene como resultado del cambio. Igualmente para los negocios. Por eso cada emprendedor debe tener presente que si el negocio marcha bien o lo contrario, pueden suscitarse cambios repentinos que requieran de decisiones importantes que deban tomarse en breve.

El éxito conlleva un trabajo duro y constante

Sabía que el racismo no se iría de la noche a la mañana, una situación que hasta la fecha no logra erradicarse, al igual que el respeto por los derechos civiles.

En este sentido, al momento de emprender debemos tomar en cuenta que el cambio y el éxito requieren de mucha dedicación y preparación, y que no sucederá nada sin antes haber puesto el mayor esfuerzo.

Hay muchos negocios que se disparan hasta los cielos y otros más que se vuelven ricos rápidamente, pero la gran mayoría de las empresas se cimentaron con mucho tiempo, trabajo y esfuerzo. No esperes alcanzar tus metas sin antes haber trabajado arduamente.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL