Una de las características más notables del marketing directo es que se puede obtener una respuesta directa, es decir, que el consumidor dará un feedback de acuerdo al mensaje que se comunicó. Entonces, si deseas realizar este tipo de estrategia más vale que tengas en cuenta los siguientes datos:

Experiencia del cliente

Gracias a esta herramienta del marketing se puede asegurar que la respuestas se fundamentarán en la experiencia del cliente.  Además, las campañas se puede medir y obtener de manera inmediata: resultados, para saber si fue buena o mala estrategia. Otra característica que define al marketing directo es que se puede obtener información relevante del público objetivo cómo teléfono, dirección, información demográfica, hábitos de compra, historia en la compañía, entre otros.

Estrategia totalmente comercial

Sin embargo, estos datos no se obtiene para invadir la privacidad del consumidor, más bien, son utilizados para objetivos comerciales, que pueden beneficiar de cierta manera a los clientes. Así se fomenta un servicio personalizado totalmente centrado en sus necesidades y deseos, un aspecto que los consumidores actuales demandan de las marcas y retailers.

Genera un ROI positivo

De acuerdo con datos Statista, el marketing directo es una de las herramientas más utilizadas por los departamentos de marketing de todo el mundo. Asimismo, menciona que, en 2017, el canal que ofrece un mayor ROI es el email con un 124 por ciento, incluso, por encima de las estrategias Social Media (30 por ciento).

Contenido relevante

También es importante destacar que el marketing directo se caracteriza por la posibilidad de ofrecer mensajes directamente a los clientes que pueden tener la necesidad de un determinado producto o servicio. Por esa razón, es necesario generar contenido en redes sociales o páginas web, específicamente diseñado para aquel usuario que deseamos a traer y ofrecer una propuesta interesante.

Sin datos, no hay estrategia

Cabe señalar que, si no se logra hacer esto es casi probable que la ineficacia de esta estrategia está en los datos. El marketing directo no funciona sin datos, porque para lograr desarrollar este tipo de estrategias es importante contar con los datos de quien consideramos nuestro mercado meta.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL