Segmentar a tu mercado es hacer un análisis del consumidor, pero no sólo quedarse con los datos tradicionales de edad, nivel socieconómico y género.

Una segmentación y estudio real del target requiere que la marca busque información mucho más detallada de sus clientes.

Es necesario que sepa cómo se comporta no sólo en el PDV, sino también en redes sociales, saber si hace compras en Internet, con qué frecuencia, qué adquiere, su forma de pago, que espera de sus marcas, que busca de ellas, y cómo motivar su interés, sin usar promociones o publicidad intrusiva como primera opción.

Germán Yunes, CEO de Geometry Global en América Latina, afirma que algo que tienen bien claro en la agencia es que segmentar de manera tradicional, o bien, con límites obstaculiza un conocimiento real de su mercado, por lo que es necesario que cada marca miré más allá y recurra sí a las técnicas tradicionales, pero con un enfoque distinto.

Si la base será partir de una segmentación tradicional, lo adecuado es hacerlo con una perspectiva diferente, siempre buscando saber más y abarcando distintos ámbitos del shopper.

A continuación te presentamos 4 principales variables para segmentarlo.

Geográfica

Si bien ésta incluye datos conocidos como lugar donde vive, entidad federativa, colonia, entre otros, lo interesante es conocer cómo se mueve en su zona de residencia y conocer qué lugares cerca de el o ella pueden ser un sitio para hacer visible tu marca.

Demográfica

Edad, género, nivel académico, ocupación, estado civil, nivel socieconómico son algunos datos que siguen en el radar, pero ahora también sería ideal saber qué licenciatura se cursó, si hay formación complementaria y dónde la tomó, si trabaja cuál es su puesto y qué labores desempeña, entre otros detalles.

Psicográfica

En esta variable la agencia de investigación de mercado y la marca pueden aprovechar para conocer información crucial que denote el modo de vida, personalidad y hábitos de su vida diaria y los que tiene como shopper y consumidor.

Conductual

Además de intentar saber qué hábitos animan su preferencia y compra, también se puede saber qué tipo de actividades realiza en su día a día, es decir, qué días trabaja, si tiene cuentas en social media, qué le interesa ver o consumir en Internet, si cuenta con dispositivo móvil y cuáles son los usos que le da, entre muchos otros datos de gran valor.

Para ti, ¿qué otras variables sería pertinente tomar en cuenta? Compártelas con nosotros.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL