Bajo el actual entorno económico y competitivo en el país, en toda la industria de consumo masivo se están buscando esas oportunidades de crecimiento o desarrollo que les permitan sobrellevar este entorno.

Más columnas de Fabián Ghirardelly:
Enero, un mes Back to Basics
4 consejos para ayudar al #shopper en enero
5 deseos de los shoppers para 2015
4 cambios de hábitos del shopper en diciembre


La gran pregunta es: ¿dónde están esas oportunidades? Aunque en entornos complejos como los que estamos viviendo podría ser más difícil encontrar esas oportunidades, claramente existen y tenemos que ir por ellas.

Hoy me voy a permitir mencionar algunas de ellas para que sirva esta columna como inspiración para los que aún están planeando el año y buscando caminos para sobrellevarlo con éxito:

  1. Comercio Electrónico: En muchos mercados el comercio electrónico es la plataforma ideal para generar negocios incrementales. A nivel mundial representa el 4% del valor del mercado FMCG. Está creciendo rápido con gran potencial, aunque sólo un 20% de la población mundial lo está ocupando. En México, sólo el 1% de los hogares declararon compra de algún producto de consumo masivo por esta plataforma. El comercio electrónico tiene entonces un enorme potencial de crecimiento en México y puede ser un canal que en un futuro logre impulsar de manera importante el desarrollo de las marcas y el retailers en nuestro país. Obviamente se debe invertir desde ya para buscar un retorno lo más pronto posible.
  2. Distribución: Siendo México un mercado tan grande y complejo, con una fuerte presencia del canal tradicional, siempre las marcas tienen una enorme oportunidad de ganar presencia en el mercado, logrando distribuir de mejor manera sus productos. Aquí los mayoristas cumplen un rol clave y por ello los fabricantes de consumo masivo están cada vez más interesados en estrechar relaciones de largo plazo con ellos. Para muchas marcas aquí está el ADN de toda su oportunidad. Si se centraran sólo en este punto, muy buen retorno conseguirían. Obviamente no es un camino sencillo en México, pero es crítico para muchos.
  3. Innovación: Muchos fabricantes “pecan” por su débil nivel de innovación y otros “pecan” por su exceso de innovación. Si hay algo a lo que nunca debemos renunciar es a innovar. Está demostrado por muchos estudios que la innovación ayuda a crecer a los fabricantes y marcas. Aunque en este entorno actual se deba ser mucho más estratégicos en este punto, nunca se debe renunciar a ella.
  4. Participación en nuevas categorías: Hay fabricantes que están presente en ciertas categorías, pero tienen grandes oportunidades en otras ya sea por su bajo nivel de desarrollo o simplemente porque no participan en ellas. Para generar mayores ingresos durante el año, apostar por el ingreso en una nueva categoría puede ser un camino interesante en este contexto. Este camino se torna aún más prioritario cuando en las categorías que sí se está presente, no se muestran crecimientos importantes o no cambia de manera significativa el entorno competitivo (mercados ya muy competidos).

Como ideas podríamos mencionar muchas más, pero lo realmente importante es conocer lo mejor posible el mercado dónde nos movemos para tomar el camino correcto y salvar un año que se antoja complejo para nuestro país.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL