En una agencia deberían existir reglas y principios para dirigir la conducta de las personas que forman la organización. Pero antes de lograrlo se deben definir ciertas responsabilidades y labores que debe desarrollar el talento en cada departamento de la agencia. Esto permitirá incrementar la eficacia de la organización en varios factores clave, en este caso: la productividad.

Asignación de actividades

Un equipo de trabajo; incluso, todo un apartamento no puede dar a lo mejor, si no tiene objetivos claros a los cuales dirigirse. Ese sentido, es bastante común ver agencias comprometidas con grandes marcas, sin embargo, debido a su limitada estructura organizacional no pueden resolver las necesidades de las marcas a través de las campañas.

Por ejemplo, durante una activación de marca si no se cuenta con las personas adecuadas difícilmente se podrá generar algún impacto —a pesar de que se obsequien artículos promocionales o se ofrezca alguna promoción— en el público objetivo.

Liderazgo

Como en cualquier pequeña y mediana empresa es común que surjan este tipo de empresas. debido a una falta de liderazgo, y no hablamos sólo de una dirección del equipo de manera eficaz, si no de llevar a cabo un control y una supervisión con el objetivo de superar las expectativas del cliente.

Este punto se une con la anterior, por ejemplo, no se puede realizar un evento de marca sin unas responsabilidades previamente definidas, porque los eventos representan una oportunidad para conectar con el target.

Por esa razón, no se puede permitir que la organización del agencia encargada dificulte la consecución de los objetivos. Después de todo, es lo más importante para la marca.

Capacitación técnica

Por último, es importante que los estrategas antes de realizar ejecutar una campaña BTL examinen cuidadosamente todos los detalles para que no exista algún contratiempo durante la implementación.

Debido a que este tipo de actividades suelen ser planeadas lo más pronto posible es necesario capacitar a cada elemento que será parte de la ejecución, y la capacitación debe centrarse en los aspectos técnico para que no existan confusiones en el “momento de la verdad”.

Por ejemplo, si la agencia tiene que comunicar determinados mensajes a través de material POP, la persona encargada debe conocer los tipos que existen y sus objetivos para que los mensajes se comuniquen de una manera más adecuada en el punto de venta.

Además, de que se comprendan rápidamente los mensajes, dado que las decisiones de compra suelen cambiar en poco tiempo, por tanto, es importante aprovechar las pequeñas ventanas de oportunidad que ofrecen en ese tipo de herramientas en el punto de venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL