“El empresario tiene que ser filósofo de la acción (en el sentido de tener principios, valores e ideas) y profesional de la eficacia”.

6. En cambio, sugirió que lo más importante es demostrar las ideas que tenemos y que pueden beneficiar a los demás.

“Los empresarios tenemos que demostrar que además de tener intereses tenemos ideas”.

7. Igualmente dio luces sobre finanzas personales.

“Trabajar mucho, no ocho horas, ni diez, así, mucho. (…) ahorrar, no gastar, la gente hace negocios y luego luego comienza a gastarse lo que gana, en lugar de invertir y luego que se arriesguen, que no sean conservadores, que tomen ciertos riesgos, calculados”.

8. Incluso, fue crítico de la falta de atención que se llega a tener a los problemas sociales, en comparación con los personales.

“Ganar dinero, vivir bien, tener cosas y divertirse es lo único que importa en la vida, nadie trabaja desinteresadamente por contribuir a construir una sociedad justa y solidaria”.

9. Llegó a recordar que la época más productiva y que debe ser aprovechada es la juventud.

“La juventud tiene esa hermosa posibilidad de hacer lo que los viejos no supimos hacer”.

10. Y sobre todo, afirmó que lo básico es trabajar con disciplina para llegar al éxito.

“Puede alcanzar metas quien sabe soñar y trabajar con disciplina”.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL