Una de las estrategias de promoción de marca más vistas, y que forma parte del Below The Line actual, es el patrocinio.

Gracias a esta disciplina, una firma puede maximizar su presencia y posicionamiento, ganar awarness, generar engagement, incrementar su nivel de preferencia entre su target, incrementar su alcance con nuevos clientes potenciales, incentivar la confianza en el consumidor y favorece la construcción de branding.

En 2017, la inversión mundial destinada a patrocinio fue de 62,700 millones de dólares, monto que al finalizar el año en curso podría elevarse hasta 65,800 millones de dólares, de acuerdo con pronósticos de IEG.

Patrocinio, más allá de banners

Anteriormente marcas en todo el mundo solían “activar” su patrocinio colocando banners enormes, motivando la compra de producto, con presencia en medios tradicionales, por mencionar algunas técnicas.

Y aún cuando continúan este tipo de acciones, tanto para compañías como para los consumidores, ya no son suficientes para causar un impacto real y benéfico para ambas partes. Ahora, se recurre a categorías del BTL que no sólo maximizan el patrocinio, sino que también lo hacen redituable.

A continuación mencionamos 10 estrategias Below The Line que le permiten a una firma activarlo.

  • Content marketing: especialistas en marketing y líderes de marca concuerdan en que el contenido es, hoy en día, el rey de las acciones BTL. Es tal su impacto, que no solo permite generar conversación en torno a una firma, sino también repercute en la vida del target y ayuda a incentivar la compra y preferencia de marca.
  • Activaciones: según el Departamento de Investigación de este medio, en 2016 la inversión para activaciones fue de más de 6 mil millones de pesos, además de ser la estrategia BTL más usada por empresas. Con una activación de puede informar, educar y promocionar sobre un producto o servicio, además de darle una experiencia al consumidor.
  • Marketing directo: encuestas de satisfacción, descarga de apps, registro online, escaneo de códigos QR, emails, entre otros, son algunas de las formas en que una firma puede obtener datos de su target y clientes potenciales, sin ser intrusivos, pero sí efectivos.
  • Marketing interactivo: la descarga de aplicaciones, mobile marketing, el propio contenido, redes sociales y otros, son técnicas para interactuar con el público meta, y de paso, obtener insights que le permitan a la compañía conocer más a su cliente.
  • Venta de producto: vender al interior de un festival, concierto, en un partido de futbol u otro, convierte ese venue o evento, en un punto de venta más, que habrá de contribuir con los ingresos para la empresa.
  • Alianzas con partners: ofrecer un streaming entre la estación de radio Reactor y Doritos, por ejemplo, le permite a ambas compañías elevar su alcance, ser relevantes y mantener un nivel de posicionamiento mejor, lo cual hace de dicha colaboración un co-branding efectivo.
  • Integración de influencers: adicionar este tipo de personajes amplifica el impacto del patrocinio, y de la marca por supuesto, ya que al contar con un gran número de seguidores en social media, estos harán de interesarse en la marca, en conocer más sobre ella y, en un futuro, convertirse en clientes.
  • Streaming: la transmisión de eventos en vivo, entrevistas o el desarrollo de tutoriales, son algunos contenidos que bien pueden transmitirse en tiempo real y así elevar el nivel de confianza, empatía, engagement y conversación en torno a una compañía.
  • Artículos promocionales: ofrecer estos productos, como souvenirs, también es una buena manera de activar el patrocinio, y más cuando adquiere un valor emocional para el consumidor.
  • Product placement: a pesar de que la acción previa a esto es ATL, el product placement, es decir, la aparición ocasional de marca en una película, es parte del BTL y actualmente continúa en boga, sin importar el género fílmico al que pertenezca la cinta.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL