Un 2015 complejo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Me considero una persona, por esencia, optimista. Pero no consigo ver con tanto optimismo el futuro cercano de nuestro país.

Me considero una persona, por esencia, optimista. Pero no consigo ver con tanto optimismo el futuro cercano de nuestro país.

Más columnas de Fabián Ghirardelly:
¿Por qué abandonamos ciertas marcas?
4 áreas de oportunidad del #BuenFin
Buen Fin 2014: ¿buenas ofertas o nuevas deudas?
Preguntas que todo Category Manager se debe plantear

Hoy estamos todos haciendo el último esfuerzo para cerrar el 2014 de la mejor manera posible y además estamos ya sentando las bases del 2015. Por ello, hoy les voy a plantear algunas ideas respecto al próximo año, que espero les sirva, al menos, para generar alguna discusión o debate que les permita tomar una postura más clara, y con ello, decisiones lo más adecuadas posible.

¿Cómo veo el 2015? Lo veo complejo y difícil. ¿Por qué? Ahora les cuento solo de 4 elementos que me parecen críticos (aunque podríamos hablar claramente de más puntos importantes):

  1. Bajo nivel de Confianza del Consumidor: Según los datos reportados por INEGI al respecto, este año hemos estado prácticamente todo el año con niveles de Confianza del Consumidor bajo los niveles del año anterior, cuando los niveles del año anterior ya habían bajado respecto al 2012. Estamos en niveles de post crisis (2010). Dado todo lo que hemos estado enfrentando como país, en términos sociales, de seguridad, económicos, de incertidumbre política, etc, no veo cómo este nivel se recupere para el próximo año. No logro encontrar elementos realmente significativos que reviertan esta situación. Si nos mantenemos en niveles débiles de Confianza del Consumidor, esto se traducirá en una débil demanda interna por lo que los mercados no se activarán.
  2. Retraso en Inversión Externa: Todos esperan un auge importante de Inversión Externa, gracias a las reformas impulsadas por el actual gobierno. Muchos son los que piensan que estas inversiones podrían frenarse, o al menos retrasarse, por la situación actual del país. El impacto vendría por dos factores principalmente:
    Caída en el precio del petróleo: Esta dramática caída no tendrá mayor efecto en el presupuesto ya aprobado para el 2015, pero podría desincentivar el ingreso de capital fresco puesto que la rentabilidad asociada a esta inversión se está viendo claramente afectada por los precios actuales del petróleo. Lo más relevante dentro de este contexto es que difícilmente se recuperaran estos precios por el exceso de oferta y débil demanda actual de este producto.
    Situación actual del país, dada inseguridad y corrupción. La verdad es que mucho de lo que hoy está afectando al país viene de mucho tiempo atrás. Pero no cabe dudas que lo que hemos estado viendo en los últimos dos meses ha tenido no solo un fuerte impacto en nuestro país, sino también a nivel internacional. Este impacto internacional claramente puede afectar el ingreso de inversión externa.
  3. Débil ajuste en salarios mínimos: Este tema es muy importante y, desde mi punto de vista, no es una discusión política sino que es una discusión económica. Muchos estudios de entidades mundiales muy importantes o incluso uno que realizó la UNAM, señalan que en México se ha estado perdiendo de manera significativa el poder adquisitivo. Esto se genera por que el incremento en los salarios ha sido muy bajo en los últimos 15/20 años. El salario mínimo se ha ajustado en línea con la inflación o bajo ella cuando la inflación se dispara. Este punto es crítico si se desea activar el mercado. No veo claro un acuerdo importante en el corto plazo en esta materia por lo que seguramente el ajuste de salarios mínimos el próximo año seguirá siendo solo el reflejo de la inflación.
  4. El nivel de gasto de los hogares seguirá deprimido: Uno de los grandes problemas de nuestro país hoy es que existe una gran diferencia entre la “macroeconomía” y la “microeconomía” o el día a día de los mexicanos. El país no está en su mejor momento pero claramente hay países que muestran un escenario macroeconómico mucho más complejo que el nuestro. Pero el día a día de los mexicanos sí muestra muchísimas complicaciones. Hay una disonancia entre lo macro y lo micro. Todo lo que ya hemos comentado, más los incrementos de precios que los hogares están enfrentando por la Reforma Hacendaria que ha afectado a muchos productos que regularmente compran los hogares, seguirán afectando el nivel de gasto de los hogares, Aunque nos digan que el PIB de México crecerá un 4% el 2015, el día a día del mexicano seguirá complicado.

Bueno, hice mi mayor esfuerzo por ser optimista en esta columna, pero no lo conseguí.
Aunque nadie tiene una bolita de cristal para saber exactamente lo que sucederá en 2015, soy un convencido de que debemos de tener expectativas reservadas, por todo el entorno actual.

Espero equivocarme…me encantaría.

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.