Tener la atención del consumidor en momentos clave, llegar de forma contundente a él y ganar su preferencia, gracias a estrategias no intrusivas, son algunos de los objetivos que una marca persigue. Para conseguirlos, el content marketing representa una opción viable.

Como se ha dicho en ocasiones anteriores, esta estrategia perteneciente a la mercadotecnia interactiva se define como aquella técnica encargada de producir y difundir contenidos relevantes para el público meta, de tal forma que determinada marca consiga mejorar su engagement y generar en los consumidores un call to action.

La plataforma online WeAreContent reveló que, tras hacer una encuesta a nivel global entre especialistas en mercadotecnia, 77 por ciento aseguró que una acción de content marketing mejora notoriamente el engagement.

SEO y Contenido, dualidad necesaria

Dado que esta estrategia interactiva yace en medios digitales, el Search Engine Optimization o SEO es un elemento fundamental para el marketing de contenidos.

Gracias a su facultad de apoyar en el posicionamiento de un contenido en los buscadores y conseguir que cierta información aparezca en los primeros resultados de búsqueda en la web, es vital que este elemento sea cuidado también.

En este sentido, es necesario seguir algunas recomendaciones para optimizar esta dualidad y hacer del SEO el mejor aliado de una pieza de contenido, como las sugeridas a continuación.

  • Contar con un blog o noticias donde se tenga una compilación del contenido generado, hasta el momento.
  • Cuidar que los URL sean cortos, par que así sean mejor indexados y se ubiquen mejor.
  • Es necesario que el título de la página tenga el término mediante el cual se desea aparecer indexado, es decir, colocar una keyword en el encabezado.
  • Verificar que el título SEO incluya la misma palabra clave, esto es para que los robots pongan en mejor posición el contenido.
  • No sobrepasar los 156 caracteres en el metadescription, y que éste muestre el keyword seleccionado.
  • Imágenes que tengan la palabra clave en descripción y título.
  • No sobrepasar el límite establecido de palabras clave en el cuerpo del texto, y checar que el keyword aparezca en el primer párrafo.
  • Redactar párrafos cortos que faciliten la lectura.
  • Colocar links que remitan a otros contenidos previos, sin que esto rebase 5 enlaces internos y así no afectar la ubicación del nuevo contenido.
  • Tener links de páginas externas.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL