Los supermercados se han vuelto un lugar en el que las experiencias de los clientes son de suma importancia, pues de ello dependerá si regresan o no, por eso es importante que todo lo que hay en su interior, (productos y personal) sean de primera calidad y en esta ocasión el branding del minorista australiano Woolworths se vio en peligro por dos pequeñas cosas: una araña y un queso.

Hace un par de días una pareja australiana estaba buscando comer algo sano, por ello compraron un paquete de ensalada italiana, todo iba bien hasta que llegaron a su casa y antes de abrir el producto notaron que algo se movía, era una araña de la madera, que se movía entre las hojas de la verdura.

Ante esto la pareja hizo un comentario en la página de Facebook del minorista y postergaron un vídeo del insecto, ante esto Woolworths informó que iniciaría una investigación sobre el hecho.

Sin embargo no pasó mucho tiempo cuando de nueva cuenta el branding de este minorista australiano se vio en problemas, pero en esta ocasión no era una araña, sino moho dentro de un paquete de queso rallado.

QUESO MOHO

Tras el reclamo del cliente, un portavoz del marca indicó: “Nos disculpamos por cualquier inconveniente que esto pueda haber causado y esperamos que tenga un gran día”.

De acuerdo con Millward Brown fue el séptimo retailer más valioso en el 2015, con un valor de marca de 11 mil 818 millones de dólares, sólo por debajo de Ikea (17 mil 025 mdd), Walmart (35 mil 245 mdd) y Alibaba con 66 mil 375 millones de dólares.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL