CFDI son las siglas de Comprobante Fiscal Digital por Internet es la factura electrónica expedida por personas físicas o morales, resultado de migrar del papel a la parte digital desde 2004, cuando la Secretaría de Hacienda aprobó el uso de facturas electrónicas en México.

Resulta clave en ellos que para ser válidos estos deben ser timbrados a través de la aplicación del SAT o por un proveedor autorizado de certificación (PAC).

Es pertinente esta aclaración, debido a que las tendencias señalan al CFDI como protagonista, luego de que se recordara que este 1 de junio entra en vigor un impuesto previamente aprobado durante diciembre de 2019.

A partir de dicha fecha se aplicará el IVA del 16 por ciento en transacciones digitales y cuya vigencia entra el próximo 1 de junio, cuando el costo crecerá en Netflix y PlayStation, compañías que ya informaron a sus clientes del incremento y probablemente a otras plataformas digitales con estas características como Spotify, aunque no ha dicho nada al respecto.

La idea central de la tendencia tiene muchas vertientes, principalmente los usuarios digitales señalan que exigirán su factura electrónica, ya que van a pagar IVA, lo cual es su derecho.

Sin embargo, la idea de exigir la factura debe centrarse en el derecho del consumidor de obtener una, pero no como una posibilidad de deducir impuestos en el caso de los servicios de entretenimiento. 

¿Qué dice la Ley?

La creación de los CFDI está sustentado en el artículo 29 del Código Fiscal de la Federación. Se establece que la obligación de un contribuyente será expedir los comprobantes fiscales que le sean solicitados por parte de sus clientes y a su vez que contribuyente tiene el derecho de que las retenciones que se efectúen le sean devueltas en su declaración anual.

Esta es la razón por la que – al pagar IVA – algunos consumidores consideran erróneamente que al solicitar su CFDI para llevar en orden sus contribuciones, tiene la posibilidad de deducir impuestos, pero en realidad los deducibles están conformados únicamente por los señalado en el Artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, como gastos de salud, educación, primas de seguros, donativos y aportaciones voluntarias, no entretenimiento.

¿Qué dice Netflix?

En el caso de Netflix, la respuesta de la compañía es que cumplirá con las normas una vez que entren en vigencia el próximo 1 de junio; sin embargo, su mayor falla está en la atención al cliente, ya que en el caso que se ve a continuación, no se resuelve la duda legítima del usuario. Como consecuencia, llevó el tema a redes sociales y todos quienes tienen la misma pregunta, hicieron tendencia a la plataforma, creciendo el impacto.

Al final se conoce que plataformas como Netflix no paga el impuesto en México, aunque su competidor Amazon sí lo hace.

La respuesta de Netflix no indica que emitirá un CFDI, ya que señalan que ellos no cobrarán el impuesto directamente y el que cobrará (o retendrá) es el que emite el comprobante, pero, en una nota previa señalamos que la propia compañía comunicó a Xataka México que los “miembros verán este impuesto como un concepto separado en su factura a partir del 1 de junio” y que la empresa pondría el 8 por ciento y el usuario el otro 8 por ciento, para sumar el 16 por ciento impuesto por la Ley.

¿Por qué Amazon ya incluye el IVA?

Se hace mención del caso de Amazon, que sí emite el documento, pero las circunstancias son diferentes, ya que la compañía ya cobra el IVA en su anualidad, pues paga impuestos en México.

Adicionalmente cabe señalar que Cabify y Didi pagan ISR desde junio pasado. Uber indicó que la norma no se verá reflejada en sus cobros.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL