Para llegar al consumidor en el menor tiempo posible y hacerlo de una forma personal, el marketing directo resulta ser una estrategia eficaz.

Durante 2016, la inversión total en Below The Line en nuestro país fue de 48,467 millones de pesos, cifra que para este 2017 podría alcanzar poco más de 54 mil millones de pesos, según estadísticas y pronósticos de nuestro departamento de investigación.

Del total del capital invertido ese año, 4,028 millones de pesos se destinaron al desarrollo de estrategias de marketing directo, siendo la séptima acción BTL más requerida por marcas en México.

Como bien señalan especialistas en mercadotecnia, toda estrategia BTL es efectiva, siempre y cuando se diseñe de forma correcta, se ejecute de manera eficaz y se adecue a las necesidades del cliente y objetivos de la empresa.

En el caso del marketing directo, algunas de sus ventajas son:

  • Facilita la interacción.
  • Permite tener una base de datos robusta.
  • Personaliza y segmenta.
  • Genera cercanía con el cliente.
  • Motiva la fidelidad del consumidor.

¿Qué podría poner en riesgo la efectividad de una estrategia de marketing directo?

Ninguna campaña, sin importar el tipo de marketing, está libre de errores, aunque si se planea de forma correcta, con antelación, con objetivos definidos y haciendo buena mancuerna con una agencia, las probabilidades de errar disminuyen.

No obstante, existen dos puntos en particular que podrían afectar seriamente la efectividad de una estrategia de marketing directo:

Falta de actualización de bases de datos

Carecer de una base de datos amplia, pero además que no tenga actualizada la información de los clientes, no sólo afectará la efectividad de la estrategia, sino que además hará que la inversión se torne un gasto que no genere un ROI como el esperado.

Bombardeo de mensajes, llamadas o emails

Es necesario que al hacer una campaña de mercadotecnia directa, llámese email marketing, SMS o llamadas telefónicas, se programe el número de veces que se establecerá contacto con el cliente, al igual que las fechas y horarios para evitar una saturación o bombardeo que terminen enfadando al target, repercutiendo en la imagen de la marca.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL