¿Cuál es la razón de que los hombres tengan una predisposición por manejar el carrito del súper cada vez que visitan un supermercado? En este artículo no se intenta caer de pie para dar explicación a este fenómeno que, si o no, puede observarse cada vez que se visita un supermercado en cualquier ciudad, en cualquier parte del mundo.

Sin embargo, es un hecho que para algunos hombres conducir es un estilo de vida. Porque ante todo, es una forma de expresión de su propia esencia. Pero sea por diversión, placer o necesidad los hombres tienen una tendencia a sentirse atraídos por la conducción más que las mujeres… especialmente del carrito de compras de los retailers, claro desde el punto de vista cualitativo.

La llegada de los carritos al supermercado

En 1930, el inventor Sylvan Goldman, dueño de la cadena Humpty Dumpty en Oklahoma, observó que en la mayoría de las veces los clientes dejaban de comprar debido a que se cansaban de transportar las bolsas mientras elegían los productos. Por eso experimentó con distintos modelos hasta llegar al carrito como lo conocemos hoy en día.

Un curioso fenómeno

Pero hay un fenómeno muy interesante dentro de los retailers: el comportamiento de los hombres ante un carrito del súper. Seamos honestos, cuando un hombre y una mujer se encuentran en un automóvil, casi siempre el hombre conduce. Incluso, si la mujer es dueña del auto termina como pasajera.

No hemos realizado un profundo estudio, pero sí investigado y hemos encontrado indicios que revelan la conducta de los hombres en esta situación.

Quizá la respuesta se encuentre en el propio cerebro. De acuerdo a una investigación de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (NTNU), los científicos demostraron que los hombres se desenvuelven mejor en tareas especiales que las mujeres.

Sin embargo, aún no se sabe si esta ventaja corresponde a las hormonas sexuales del hombre, o a condiciones culturales.

En este sentido, se puede señalar que los hombres conducen casi siempre los carritos del súper porque tienen mejor habilidad espacial. Ademas, un estudio de la Universidad de Pensilvania, cree haber encontrado la base neurológica de la diferencia entre hombres y mujeres: las conexiones cerebrales.

Se refieren a las distintas conexiones entre los dos hemisferios. Estas diferencias explican que, los hombres son mejores para aprender y ejecutar una sola tarea, como andar en bicicleta, mientras que las mujeres están mejor preparadas para realizar varias tareas simultáneas. 

Por tanto, deducimos que los hombres conducen el carrito del súper debido a su habilidad para percibir el espacio y velocidad motora. De tal modo, las mujeres se responsabilizan de elegir los artículos a comprar gracias a que cuentan con una mejor atención en momentos de alto estrés, su lenguaje y su conocimiento social.

Para ejemplificar lo anterior te mostramos una forma en que se emplea el razonamiento espacial.

Hay que recordar que las ideas expuestas solo tratan de ayudar a entender mejor cómo funciona el comportamiento de un hombre.

Sin más, ¿consideras que esta tesis es muy descabellada?, ¿qué opinas? Cuéntanos tu experiencia. Hasta pronto.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL