Desde hace varios años, el tema sobre un buen manejo del plástico de un solo uso, así como de sus derivados, ha generado conversaciones a nivel global, donde especialistas de diferentes áreas del conocimiento, iniciativa privada y sociedad civil han pronunciado su opinión.

Como se sabe, este material ha llegado a océanos, lagos y otros ecosistemas, poniéndolos en riesgo, así como a los seres vivos que los habitan, sin dejar de mencionar lo contaminante que resulta ser, y más cuando su utilización es exponencial.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), muestran que, a nivel global, se calcula el uso de 500 billones de bolsas de plástico, de las cuales poco más de la mitad solo se utilizan una vez.

Ante los efectos que genera el sobre uso y producción de productos hechos a base de dicho material, el Senado de la República, en conjunto con la iniciativa privada, realizaron el Acuerdo Nacional para la Nueva Economía del Plástico en México, el cual no fue bien recibido por ambientalistas.

Te recomendamos:

Retail: Así responde ANIPAC ante prohibición de bolsas de plástico a partir de enero.

Según miembros de Greenpeace y Oceana, este acuerdo solo promueve y busca reciclar el material, más no reducir notoriamente su producción, por lo que dijeron que solo se trata de una simulación que pone en riesgo a toda la sociedad.

Ambas organizaciones afirmaron que para atacar el tema de raíz no solo debe llevarse a cabo un buen manejo del plástico, sino que además se debe demandar una menor fabricación de productos con este material de un solo uso, algo que disminuiría la generación de residuos, según información publicada por El Universal, además de que se debe exhortar a los fabricantes a innovar sus procesos de fabricación, así como el diseño y estructura de los empaques manufacturados.

Datos de la Asociación Mexicana de Envasado y Embalaje (AMEE), muestran que el plástico es el segundo material más usado en México para la elaboración de packaging (29.4%), solo por debajo del cartón corrugado y papel (32.9%).

A través de este acuerdo se ha puesto sobre la mesa un compromiso de que para el año 2030, las empresas reciclen sus desechos plásticos hasta en un 30 por ciento.

Actualmente se producen alrededor de 311 millones de toneladas de plástico en el mundo. Tan solo en México se fabrican hasta 9,000 millones de botellas de plástico cada año, de las cuales solo el 9 por ciento se recicla, según estadísticas de Greenpeace.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL