La contratación de un servicio de transporte privado, de series y películas on demand y servicio de comida a domicilio ha permitido que varias plataformas digitales en México tengan un número considerable de clientes, transacciones y ganancias, favoreciendo además el crecimiento del comercio electrónico en el país.

Ante la importancia que han tomado dichos servicios en la vida diaria de millones de mexicanos que utilizan Internet y dispositivos móviles, empresas como Uber, Cabify, Beat, Rappi, Sin Delantal, Netflix y Spotify, por mencionar algunas, han logrado tener una mayor penetración de mercado, pues solo la compañía de reproducción de música online tenía, hasta octubre de 2018, una participación en México de 89.1 por ciento, según datos de Statista; mientras que Netflix cerró ese año con una tajada de 80.8 por ciento, frente al poco más de 14 por ciento que registraba Claro Video en ese momento, de acuerdo con cifras de The Competitive Intelligence Unit.

Puedes consultar:

Las reglas cambian: hay nuevas normas para apps de movilidad en CDMX.

Y en lo que respecta a las apps de transporte privado, datos de Brad Engagement, publicados por el diario El Economista indican que hasta junio de 2019, un 30 por ciento de las personas en el país utilizaban, al menos, tres veces por semana este tipo de servicio.

A pagar se ha dicho

Desde el año pasado ya se había discutido que plataformas digitales como las antes mencionadas se hicieran acreedoras a pago de impuestos, lo cual este año será ya una realidad.

Información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dejó claro que este tipo de plataformas están obligadas a pagar impuestos, teniendo como fecha límite el próximo 1 de julio, estando sujetas a un periodo de seis meses de transición para realizar los respectivos pagos, medida que forma parte de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2020.

Con esta iniciativa tributaria las mencionadas empresas tendrán que rendir cuentas a la institución, medida que si bien señala la SHCP busca tener una supervisión más certera de las operaciones de estas compañías en México, esto puede ser un parteaguas para que Uber, SinDelantal y otras incrementen el precio de sus servicios y planes de suscripción, algo que impacta en el bolsillo del cliente, pues si solo las tarifas mínimas de transportación y arranque de viajes inician con un precio de entre 24 y 45 pesos, estos montos incrementarían y, en consecuencia, el gasto destinado para estos servicios será mayor.

Te recomendamos: #México y sus Nuevos Impuestos a las Plataformas Digitales de Servicios y Entretenimiento.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL