El próximo 3 de febrero se disputará la 53ª final de la National Football League, que definirá al campeón de la Temporada 2018 de la NFL.

En el Super Bowl LIII se enfrentarán los Rams de Los Ángeles y los Patriots de New England, que están en su noveno “super tazón” desde 2001.

El venue es el Mercedes-Benz Stadium, se trata de un estadio multideportivo, ubicado en la ciudad de Atlanta de Georgia, Estados Unidos; casa de los Atlanta Falcons de la NFL y el Atlanta United F.C. de la Ligas Mayores de Fútbol (MLS).

Una de las peculiaridades del estadio es el techo retráctil, es decir, que se abre y cierra en un tiempo de 10 minutos. El techo retráctil se compone de ocho piezas triangulares translúcidas, que se deslizan en línea recta.

En el siguiente video se puede observar más detalles sobre la funcionalidad de la cubierta del Mercedes-Benz Stadium.

El estadio tiene una capacidad para aproximadamente 75 mil personas. Pero cabe señalar que los juegos de “fútbol americano” es un deporte que ha registrado relevantes cifras. A finales de 2017, se llevó a cabo el encuentro entre Atlanta Falcons y Carolina Panthers, partido que registró 74,141 asistentes.

Sin duda, el Mercedes-Benz es un recinto extraordinario para un evento de alta calidad. Pero también es importante destacar que es uno de los estadios deportivos más sustentables a nivel mundial, ya que cuenta con la certificación LEED Platinum de U.S. Green Building Council, que se otorga a construcciones que cuenta con sistemas de eficiencia energética, uso de energías alternativas, eficiencia del consumo de agua, entre otras estrategias sostenibles, con la finalidad de mejorar el impacto medioambiental de la industria de la construcción.

El estadio también cuenta con transporte alternativo, un valet de bicicletas permite a los asistentes una mayor conectividad. Además, se incentiva el uso de transporte público para asistir a los encuentros.

 

Foto:  

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL