En algunas partes del mundo, sobre todo en Oriente, matar a una persona que no se “adapta” a las tradiciones familiares no es raro. Y aunque esa idea podría parecer bastante retrograda e injusta a los ojos de los occidentales, ahorrarse la vergüenza o la crítica social justifica los actos de asesinato por honor.

Más notas relacionadas:
Campaña social: Todos llevamos a un Santa dentro
El Share de Facebook se vuelve ícono de campaña social
Conoce la campaña social donde el pasado sí es noticia

En 2004, Shafilea Ahmed, una mujer británica-pakistaní de 17 años fue sofocada y asesinada por sus padres, después de que ella se negara a casarse bajo un esquema de matrimonio arreglado. Su caso, hoy día es uno de los ejemplos más claros para criticar seriamente este tipo de acciones.

En Reino Unido, Leo Burnett y Cosmopolitan decidieron publicar una edición especial de dicha publicación para mostrar lo “desgarrador” que es decidir por otra persona, y sobre todo privarla de la vida por una cuestión meramente cultural.

Para crear conciencia sobre los llamados asesinatos por honor, la agencia colocó en la portada de la revista un plástico que cubre el rostro de una persona que parece estar asfixiándose. En realidad, alude a Shafilea Ahmed y la acción es parte de la campaña para Karma Nirvana, una organización benéfica del Reino Unido que ayuda a las víctimas de honor.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL