Al día de hoy son más las marcas que están apostando por tener parejas homosexuales como protagonistas de sus campañas de marketing promocional, tal como lo ha hecho Coca-Cola, Campbells o IKEA, entre muchas otras, sin embargo al hacerlo se enfrentan con opiniones negativas de personas que rechazan el amor entre dos personas del mismo sexo tal y como le ocurrió a la marca de galletas Honey Maid.

Bajo el slogan “This is Wholesome” (Esto es sano), la marca lanzó una serie de spots en los que retrata los diferentes tipos de familia, desde las de un sólo padre con hijos, una cuyos padres son de diferentes razas y por supuesto una formada por dos hombres.

Esta última causó polémica e hizo que muchas personas enviaran mensajes a través de Twitter y Facebook a la marca reprochándole que quiera “normalizar” algo como la homosexualidad.

Ante esto la marca decidió transformar todos esos mensajes de odio en amor y lo hizo de la mano de dos artistas y a continuación te dejamos cómo lo lograron:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL