Marketing agrícola: semillas y frutos

2101

Hace una par de semanas tuve la oportunidad de asistir a una Expo Agroalimentaria, por lo que aprecié ciertas cuestiones que son propias del sector en relación al marketing, la publicidad y el diseño de sus materiales.

Un dato de interés es que lo países que estimulan su crecimiento en el campo, tienden a aumentar en automático su PIB. La premisa es sencilla, pues del campo penden las demás industrias. Así lo asegura “Agriculturers”, la red de especialistas en agricultura, la cual destaca el desarrollo de países africanos como Ghana, Ruanda, Etiopía y Burkina Faso, naciones que al apostarle al crecimiento agrícola y ganadero, han visto como otras aristas sociales presentan avances considerables.

En el continente podemos hablar de polos de desarrollo en ciertos países del norte y del sur (EUA, Canadá, Chile, Brasil, Uruguay, Argentina), un indicador sobresaliente es el aporte de América Latina en cuanto a la producción de alimentos en el mundo, desde la actualidad cubren muchas de las necesidades alimentarias del planeta, estimando por las proyecciones que en el 2024, los alcances serán por encima de 60 millones de dólares.

La tecnificación, avances científicos y administrativos, son bastante visibles en los gobiernos que tienen un agenda basada en el desarrollo del campo. En dichos países las políticas públicas se basan en empujar el sistema de productores atendiendo sus necesidades de tenencia de tierra, apoyos al equipamiento, la conformación de cooperativas y unidades de negocio, así como la capacitación necesaria en materia de avances tecnológicos, administrativos y de exportación.

Bajo los anteriores escenarios, es importante señalar que México juega un papel importante por su localización geográfica estratégica, su riqueza en biodiversidad y por ser punteros en la generación de un sinnúmero de productos. Sin embargo, mi columna la quiero basar en algunos de los frutos que pude presenciar en la expo, así como de aquellas cosas que aún están por sembrase o apenas por florecer.

Frutos

  • Existen instituciones dedicas al fomento del campo, por lo que existen los vínculos institucionales para poner en marcha políticas públicas, además que desde varias décadas existen programas de apoyo al sector, es momento de analizarlas y revirar.
  • Los climas del país son tan diversos como sus producciones, algunos territorios han reorientado su producción de ganado y agrícola, consiguiendo resultados muy significativos.
  • Los empresarios del campo se acercan cada vez más a los profesionales de temas como contabilidad, administración, marketing y comercio internacional.

Semillas

  • Hace falta mucho diseño, pues como diría el connotado profesor argentino Ronald Shakespear: “tal vez el diseño no salva al mundo, pero si lo hace funcional”.
  • Es importante que mucha gente estudie y trabaje en el campo, que investigue y aplique sus infinitas posibilidades.
  • Hace falta reivindicar la percepción que se tiene de los que trabajan en dicho sector (años atrás me tocó atender en mi ciudad a un grupo de agricultores argentinos, me quedé atónito no solamente por su calidad de vida e ingresos, sino por lo orgullosos que describían su actividad).

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL