• La noche del martes la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) junto a la Secretaría de Economía prohibieron de manera inmediata la comercialización de alrededor 19 marcas de quesos y yogurt.

  • De tal manera que marcas como Fud, Nochebunea, Premier, Plus Cuadritos, Swan, Caperucita, Burr, Precissimo, Frankli, Selecto Brand, Galbani, Lala, El Parral, Pártales, Walter, Sargento, Cremeria Covadonga, Aurrera y Philadelphia, quedaron suspendidas.

  • Ante este contexto las marcas ya reaccionaron. Grupo Lala expuso, por ejemplo, que su producto sí cumple con la normatividad mexicana. En tanto, la marca Philadelphia, consideró que la decisión de la Profeco es infundada y que puede llegar a dañar la reputación de las marcas.

La noche del martes la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) junto a la Secretaría de Economía prohibieron de manera inmediata la comercialización de alrededor 19 marcas de quesos y yogurt, bajo el argumento de que incumplen con lo establecido por las normas oficiales mexicanas.

De acuerdo a Graciela Márquez Colín: “Su comercialización será llevado a cabo en perjuicio y con información que puede inducir al engaño de los consumidores. En consecuencia esta dependencia ordenó la prohibición inmediata de su comercialización”.

De tal manera que marcas como Fud, Nochebuena, Premier, Plus Cuadritos, Swan, Caperucita, Burr, Precissimo, Frankli, Selecto Brand, Galbani, Lala, El Parral, Pártales, Walter, Sargento, Cremeria Covadonga, Aurrera y Philadelphia, quedaron suspendidas.

El motivo de dicha suspensión es que estas marcas no cumplieron con el mínimo de ingredientes para considerarlo “leche”, luego de que estos productos también anunciaran en su etiqueta “100 por ciento leche”, anuncios que puede confundir al consumidor. En el caso de los productos de yogurt, estas marcas también incumplen con el contenido mínimo de leche.

Respuestas de las marcas

Ante este contexto las marcas ya reaccionaron. Grupo Lala expuso, por ejemplo, que su producto sí cumple con la normatividad mexicana. En tanto, la marca Philadelphia, consideró que la decisión de la Profeco es infundada y que puede llegar a dañar la reputación de las marcas.

Lala argumentó que sus productos cumplen con el 100 por ciento de leche y con las especificaciones establecidas. En un comunicado la compañía señaló: “Las observaciones que realizó la Profeco en el artículos de su revista de abril pasado, se refieren a que no se indicaba claramente el país de origen del producto, tema que fue debidamente atendido y solventado en tiempo y forma”.

También puedes leer:

Ademas las marcas dijeron que ya están es contacto con las autoridades para tratar de aclara los daños y situaciones provocadas por dicha situación.

Esta multa puede llegar a representar una gran crisis para estas marcas, que no solo se reflejará de manera económica, pues los productos deben ser retirados del mercado, sino que también afecta directamente a la reputación de la marca, que queda exhibida ante un mercado, que es cada vez más sensible al contenido de los productos que consumo, al tiempo que también se enfrentará a un nuevo etiquetado que sin duda hará que el sector de alimentos se reestructure.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL