Desde las primeras horas del viernes pasado dio inicio la novena edición del Buen Fin, una de las temporadas del año más esperadas por los mexicanos.

En su primera edición, registrada en 2011, la Secretaría de Economía (SE), registró poco más de 39,000 millones de pesos, monto que 9 años después podrían incrementar hasta loa 118,000 millones de pesos, según estimaciones de la propia SE.

El adelanto de aguinaldo, primera quincena de noviembre, necesidades a cubrir y el uso de campañas de marketing en diversos medios y plataformas, han sido algunos de los factores que este año han influido en los mexicanos que durante estos primeros tres días han visitado alguna tienda online o física para comprar un producto.

Etiquetas, de la promoción a los errores

Si bien el comercio electrónico ha contribuido sobremanera en los buenos resultados del Buen Fin , en términos de venta, los puntos de venta siguen siendo espacios comerciales clave en temporadas como esta, pues eso permite elevar el tráfico de personas y clientes potenciales, además de generar un deseo por comprar más artículos, y por ende, incrementar el gasto del ticket promedio, el cual este año podría rebasar los 5,000 pesos, de acuerdo con estimaciones de Kantar.

Te puede interesar: Se registra el primer error en promoción del Buen Fin en la CDMX.

No obstante todos los esfuerzos de comunicación, campañas de marketing en diferentes medios y los realizados en los establecimientos pueden verse perjudicados por un mal etiquetado.

Este año tiendas como Walmart, y específicamente en su sucursal Cuitláhuac, personal de la tienda colocó etiquetas en donde se mostraba un precio de 2,498 pesos, cuando el precio real era de 24,000 pesos, por lo que los clientes demandaron que se les respetará dicha cantidad, situación que el retailer tuvo que aceptar ante la intervención de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

¿Qué tipo de aprendizaje deja esto? Al ser una temporada alta de venta, es importante que el personal de cada punto de venta cuente con una capacitación sobre la forma correcta de escribir cifras numéricas, lo cual aunque parece básico, al hacerse de manera incorrecta ha derivado en pérdidas para la tienda, pues no es lo mismo un punto que una coma y así dejar claro si se trata de decenas, cientos o miles de pesos, ya que de acuerdo a las normas de la Profeco, todo precio y descuento ofrecido en establecimientos y e-commerce se le debe respetar al cliente, de lo contrario se harían acreedores a sanciones que van desde multas hasta cierres de sucursales, situación que representaría más pérdidas para la compañía.

Puedes consultar: ¿Cuánto piensa gastar el mexicano durante el Buen Fin 2019?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL