Los hombres de Mad Men fueron los primeros que se dedicaron a crear estrategias de ventas de productos; ahora, los personajes que los representan son también consumidos por quienes buscan la serie en DVD, sus camisetas, muñecos y todo lo que se pueda coleccionar. Pero más que todo eso, lo que vende este producto televisivo son contenidos con personajes al borde del cliché.

Noticias relacionadas:
10 PASOS PARA ELABORAR UN PLAN EXITOSO DE MARKETING
PREGUNTAS IMPRESCINDIBLES PARA UN PLAN DE MARKETING
5 TIPS PARA HACER UN PLAN EN REDES SOCIALES

La serie Mad Men es una crítica a los estereotipos derivados de la publicidad y la mercadotecnia; pero siempre hay que vender algo, y en el caso de la serie de televisión, lo que vende es la revolución de los estereotipos, de los personajes, quienes también son héroes del consumo. Consumen lo que venden.

Cómo evitar que tu producto se convierta en cliché

Algo que enseña esta serie es de dónde vienen los lugares comunes en la mercadotecnia, eso es un cliché, algo que de tanto repetirse pierde su significado y su fuerza. Por eso, el marketing tendrá que comprender que es preferible trabajar con el estereotipo, pues éste tendrá un impacto en el consumo.

El estereotipo es un modelo que se repite, pero que mantiene su vigencia.

1. Hay que mantener a la marca ligada al estereotipo.

2. La marca debe transformar o influir en el estereotipo.

3. El estereotipo tendrá que ir ligado al prejuicio, deseo o miedo del cliente.

Mad Men logra la venta del estereotipo, sin caer en el cliché.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL