Jarabacoa

Este lugar es considerado el escape favorito de los habitantes de las ciudades de Santiago y Santo Domingo. Aquí se puede encontrar temperaturas frescas, ríos y paisajes verdes flanqueados por densos bosques de pino y montañas productoras de café. Jarabacoa,  que significa “lugar de aguas” en Taíno, es un centro de ecoturismo al que se accede fácilmente a través de modernas autopistas.

Punta Cana

Punta Cana es el sinónimo de descanso y relajación frente al mar. Aquí, donde el Océano Atlántico se encuentra con el Mar Caribe, desde el extremo norte en Uvero Alto al sur en Cap Cana, los resorts todo incluido y hoteles boutique ofrecen todos los mimos y el confort de la vida moderna frente al mar. Además, es un paraíso para los golfistas, con 10 campos de golf ubicados a lo largo de la costa, un escape de playa con lujosas marinas y cenas gourmet, y una zona de bienestar con los mejores spas del país, incluyendo el único Six Senses del Caribe.

La Romana

Desbordada con riquezas naturales, desde una costa de ensueño a excelentes campos de golf, La Romana es uno de los destinos preferidos en República Dominicana. Campos de caña de azúcar conducen a preciosas playas de arena blanca desde Dominicus hasta Bayahíbe. Los bosques repletos de cuevas del Parque Nacional Cotubanamá albergan un montón de manantiales y arte rupestre taíno.

Montecristi

La joya del noroeste, la provincia fronteriza de Montecristi presenta un paisaje salvaje y cautivador, ideal para aventuras fuera lo común. Plantaciones de arroz y plátano, cabras y cactus gigantes se encuentran a lo largo de la carretera que te lleva hasta estanques de sal y acantilados de piedra caliza que abrazan el océano atlántico y sus olas.

Te recomendamos: 5 lugares que debes visitar en Tokio.

Pedernales

Ubicada en el suroeste de República Dominicana, en la frontera con Haití, la provincia de Pedernales es uno de los puntos más remotos del país. Sin embargo, este distante paisaje costero y desértico es uno de los destinos más populares para los exploradores. Un lugar donde las carreteras están alineadas con cactus gigantes que permiten ver vistas intermitentes de las orillas con sus aguas iridiscentes de color turquesa, donde las vacas y las iguanas decoran el paisaje y donde los naturalistas hallarán las reservas más importantes del país.

Con información de Ministerio de Turismo de República Dominicana. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL