Los peores ejemplos del mundo, tienen mucho que enseñar

1523

 

Cuando se trata de generar ideas y una nueva campaña, los equipos creativos suelen husmear en la red para saber qué están haciendo las marcas que admiran y buscar ideas o referentes de diseño, redacción e ideas que los puedan inspirar. Sin embargo, los malos ejemplos, incluso los peores que podamos encontrar, también tienen mucho que enseñarnos.

Piensa por un momento en esto: si Hersey’s hubiese analizado lo que le pasó a Pepsi en su campaña de redes sociales en los Estados Unidos, quizá no habría cometido el error de lanzar una campaña que creó el efecto adverso por motivos muy similares.

Muchos de los traspiés que sufren las marcas, ya se han cometido en el pasado. Coca Cola por ejemplo, en los ochentas aprendió muy bien que no debió relanzar su marca estrella como New Coke y reaccionó a tiempo para retomar el rumbo. Esa falla y muchas otras cometidas por varias empresas a lo largo de los años, han sido tema de varios libros de marketing que buscan brindar una valiosa lección a sus lectores.

Por ello, cuando todo el mundo busca casos de éxito, no debemos olvidar que experimentar en cabeza ajena es una de las mejores formas de aprender y prevenir el fracaso sin arriesgar el pellejo.

Al respecto, me topé con algunos sitios interesantes, que aunque no están bien aprovechados por sus creadores para usarlos como una gran estrategia de educación y promoción de servicios profesionales (como antítesis a un servicio de diseño de páginas web estéticas, sin errores y realmente funcionales), si son útiles para reforzarnos aquellos errores que aún hoy en día muchos siguen cometiendo en el diseño de sus sitios web y redes sociales:

www.theworldsworstwebsiteever.com

www.worlds-worst-website.com

Las páginas, nos recuerdan a aquellos sitios que se creaban a principios de los años noventa con diseños eclécticos y mareadores, acérrimos enemigos de la estética y buen gusto. Y aunque www.worlds-worst-website.com haya sido creada por un desarrollador profesional, su página de servicios también deja mucho que desear.

También existe otro ejemplo en el que a pesar de que su URL prometa ser la página web más increíble en la red, es también un esperpento ex profeso: www.themostamazingwebsiteontheinternet.com

La moraleja es: ahora que cada día cobra mayor relevancia el empleo de contenidos valiosos, quizá no sea mala idea echar mano de famosos “fails”, ya sea en el ámbito del marketing digital, la generación de contenidos o en general, en la comunicación below the line, para mostrar de manera muy gráfica y clara qué es lo que está mal y cómo podemos no sólo evitarlo, sino resolverle el problema a nuestros clientes.

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL