Mucho se habla de la era digital y el poder de las redes sociales para lograr objetivos de marketing. Vivimos una era de sobreproducción de contenidos, donde el usuario se enfrenta a miles de impactos diarios en todos sus dispositivos conectados a Internet.

Dentro de este contexto, la construcción de reputación para las marcas se convierte en un gran reto pero también en una tremenda necesidad.

Jamás como ahora resulta tan fácil afectar la reputación de una marca. Personas de carne y hueso detrás de perfiles en redes sociales generando trending topics y fenómenos virales, muchas veces en contra de marcas que cometen algún error o se duermen en los laureles de su arrogancia.

Pero los medios digitales y sociales constituyen solo una parte del big picture, es necesario considerar que existen 3 vías para entablar una conversación con el consumidor: Owned, paid y earned media.

En cada una de estas categorías existen herramientas básicas de construcción de reputación.

Owned media – Imagen

La correcta utilización de los medios propios es una potente herramienta de construcción de marca y, por consecuencia, de reputación.

El diseño juega un papel muy importante, canta un dicho: “Como te ven te tratan”. Por tanto la inversión en una imagen de calidad jamás será un desperdicio.

Un buen sitio en diseño responsive, una identidad gráfica bien aplicada, unidad visual en papelería, redes sociales bien brandeadas y curaduría de contenidos de calidad. Todo suma puntos para una buena reputación.

Paid media – Publicidad

Hay marcas que aún no conocen el poder de un concepto creativo, la flexibilidad de una idea para alinear su comunicación y construir marca a través de publicidad.

Elegir una agencia no es cosa fácil, mucho menos entender cuál es la mejor estrategia para optimizar recursos y sacar el mayor provecho del presupuesto para medios pagados.

Las marcas deben conocer bien a su audiencia para ajustar su comunicación, asumir su posición en la pirámide de brand equity y elegir su estrategia para distribuir sus mensajes en los medios correctos: outdoor, print, digital, social, etc.

Earned media – Relaciones Públicas

Aquí es donde todo hace sentido, a veces de nada sirve construir una marca y tener corriendo una campaña en medios masivos si no hay inversión en relaciones públicas.

La era digital nos trajo a los influencers y los influencers nos trajeron nuevas posibilidades de construcción de reputación.

Ahora bien, no es lo mismo pupularidad que influencia, debemos entender la diferencia e invertir en aquellos que nos ayuden a lograr objetivos específicos: La popularidad nos dará awareness y la influencia nos dará credibilidad.

En la mayoría de los casos lo segundo es mucho más valioso al corto y largo plazo, porque construye una relación con el consumidor.

Hay otras disciplinas de relaciones públicas a considerar como los eventos, las visitas y las alianzas, todas ellas útiles para diferentes objetivos que trataremos en otro momento.

Imagen, publicidad y relaciones públicas, 3 recursos que trabajan en conjunto para ayudar a construir marcas fuertes y estables, a crear lazos emocionales con personas, a fijar en la memoria colectiva los beneficios de una marca y crear una reputación intachable.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL