España.- Para anunciar su mudanza a sus nuevas oficinas en enero de 2012, la agencia Leo Burnett Iberia realizó una original pieza de marketing para venderse.

La estrategia fue llamar a empresas de mudanza para saber si eran capaces de transportar unos lápices gigantes de 25 metros de largo que adornan su antigua fachada.

Con el slogan “No nos hemos podido llevar los lápices. Pero sí­ las buenas ideas”, la agencia resumió su campaña de marketing para promover sus servicios en un spot que reunió llamadas reales a compañí­as de mudanzas.

Ilógica y absurda les resultó a los encargados de las compañí­as, la solicitud de la agencia de transportar un par de lápices de 25 metros de alto y 1 metro de diámetro a su nueva ubicación y con toda razón. Sin embargo, la agencia lo utilizó para hacer un interesante spot.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL