El club de fútbol Real Madrid venció en un memorable encuentro a con el Juventus, obteniendo el triunfo en la Liga de Campeones este sábado con un 4-1 sobre el equipo italiano.

Además, el portugués Cristiano Ronaldo consiguió el gol número 500 del Real Madrid en la Liga de Campeones desde su constitución con el formato actual en la temporada 1992-1993, según las estadísticas de la UEFA.

En esta edición de la Champions League, varias marcas llevaron acabo campañas para sumarse a la gran industria detrás de este deporte. Por ejemplo, Heineken lanzó la promoción Heineken: The Freelancer, consistió en que 4 afortunados tuvieron la oportunidad de trabajar en la Champions League, y así, disfrutar en vivo de un partido de la semifinal.

Asimismo, Pepsi realizó el evento House of Champions donde tuvo la presencia de varias personalidades que entre copas y diversión disfrutaron el partido final de la Champions League.

Pero, la marca que especialmente nos llamó la atención fue Kellogg’s porque a comienzos del mes de mayo lanzó una edición especial de su packaging, ya que además de ser su patrocinador oficial, lanzaron distintas promociones como un viaje para ver al Real Madrid.

packaging
Foto: Guillermo Cortés.
packaging
Foto: Guillermo Cortés.
packaging
Foto: Guillermo Cortés.

Sin embargo, ¿funcionó la estrategia de Kellogg’s?

Así es. Funcionó porque las ediciones limitadas de un producto además de contribuir a refrescar la imagen de la marca, también ayudan a fidelizar clientes, además, es una oportunidad para ofrecer una nueva opción a los consumidores, en este caso un nuevo packaging para los fans del club Real Madrid.

Seguramente sus ventas aumenten, no obstante, ¿los fans consumirán el producto? Hay que considerar que en ocasiones las ediciones especiales son utilizadas como un artículo de decoración, convirtiéndose en un recuerdo especial para los consumidores.

Sin duda, fue una buena estrategia de Kellogg’s al lanzar esta edición especial. Al final, el packaging no sólo tiene una función estética, sino que es una herramienta de comunicación de la marca y, por tanto, permite que el producto sea visible y diferente en el punto de venta. Ahí radica su éxito.

En definitiva, el packaging alusivo a la victoria del Real Madrid generó: emociones, exclusividad y distinción del producto en el punto de venta. ¿Qué otras marcas nos sorprenderán en un futuro cercano?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL