Best Buy sigue confiando en su división de e-commerce en Estados Unidos con lo que lograría impulsar su crecimiento en un entorno competitivo dentro de los retail tecnológicos.

El e-commerce de Best Buy ha crecido casi 5 veces más rápido que el año anterior. Las ventas en línea crecieron un 24% en el primer trimestre en comparación con el 2015, frente al crecimiento que registró en ese año del 5% en comparación con el 2014..

Y es que el e-commerce está jugando un papel muy importante en el negocio global de Best Buy. El retailer generó aproximadamente $ 832 millones de dólares de ventas de comercio electrónico en el primer trimestre, lo que representa casi el 11% de sus ingresos totales de Estados Unidos.

En comparación, la industria del comercio electrónico en general de Estados Unidos está creciendo un aproximado de 14% respecto al año anterior.

Lo que parece que es la clave del éxito es el realizar una compra personalizada ya que el año pasado Best Buy puso en marcha un “motor de recomendación” por sus propiedades de comercio electrónico que intenta predecir lo que un comprador está interesado de acuerdo con su historial de navegación y de pago.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL