Gestión del tiempo: 5 pasos para mejorar tu productividad

Tener todas nuestras ideas sobre papel siempre puede ser bueno. Así que piensa en todo lo que tienes que hacer y anótalo.

14

Es común que las múltiples tareas diarias parezcan imposibles de terminar, sobre todo si no existe una planificación previa. No obstante, la gestión del tiempo es una clave infalible para lograr todo lo que al inicio del día, parecía una lista sin fin, mejorando tu productividad.

Por lo anterior, y con el objetivo de que logres tener todas las tareas hechas al final de día, te compartimos esta serie de 5 pasos que te ayudarán a optimizar el tiempo.

1. Haz una lista

Tener todas nuestras ideas sobre papel siempre puede ser bueno. Así que piensa en todo lo que tienes que hacer y anótalo.

Trata de tener una libreta o un espacio especifico para la gestión de tu tiempo. Eso será mucho más fácil que buscar entre cinco diferentes libretas la lista que hiciste el día anterior y te ayudará a tener mayor orden.

2. Plantea una meta

Tener un objetivo fijo nos motiva a trabajar para conseguirlo. Por eso es importante plantearse una meta que tiene que estar cumplida al final del día. Esta meta debe ser alcanzable considerando la dificultad y la inversión de tiempo que cada tarea requiere.

Puedes establecer más de una meta, categorizándolas a corto, mediano y largo plazo. Esto es bastante funcional cuando las tareas son demasiadas, además de ayudarte a priorizarlas.

3. Usa un calendario

El calendario físico o digital siempre resulta una herramienta imprescindible para la gestión del tiempo. Ya que aunque hayas priorizado las tareas, el calendario te ayudará recordándote lo que tienes planeado a mediano y largo plazos.

Los domingo, antes de iniciar la semana, son un buen día para tomarse un rato y poner en el calendario las tareas pendientes.

4. Haz una cosa a la vez

Cada tarea necesita tu completa atención, por eso, si inicias con una de ella y antes de terminarla pasas a la siguiente, ninguna de las tareas de la lista estará completa para el final del día.

Concéntrate y dedícate a seguir la planeación que previamente hiciste, verás que esto optimizará el tiempo invertido en cada tarea, dando como resultado un espacio para ti.

5. Evita postergar

Piensa siempre en el famoso dicho “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Este suele ser un error común en las personas que no logran gestionar su tiempo, pero si trabajas con base en tu planeación, no será necesario dejar ninguna tarea pendiente.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL