Alemania.- Muchas marcas están aprovechando el furor causado por los Juegos Olímpicos para desarrollar estrategias ligadas al tema. Una de ellas fue Gillette con una activación en tiendas de autoservicio.

Más noticias sobre Flasmob:
Flash Mob: Filarmónica en el metro
La campaña de sampling más sexy

Para promocionar la edición Gold de su máquina de afeitar ProGlide, Gillette llegó a un centro comercial de la ciudad de Würzburg, Alemania e instaló un anaquel en forma de podio.

La exhibición inusual del producto en pleno supermercado atrajo al atención de los clientes, ya que para alcanzar el rastrillo era necesario subir a la parte más alta del podio.

Cuando un cliente se atrevió a subir y tomar el producto fue sorprendido por un flashmob olímpico, conformado por edecanes en bikini, fotógrafos, fans y bailarines.

Esta acción con Gillette, propiedad de P&G, demuestra que la empresa patrocinadora de Juegos Olímpicos no sólo busca atención en medios tradicionales, sino que también apuesta por engagement a través de la experiencia de marca.

Por Nuri Cobos

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL