Los festivales musicales, como parte del event marketing, son de las estrategias BTL con mayor impacto en el target y una de las que provee una experiencia única.

Cada inicio de año, distintas ciudades de nuestro país son sedes de una diversidad de géneros musicales que, congregados en un sólo recinto, hacen que los asistentes se entreguen a los acordes y beats de cada instrumento y canción, haciendo de ese evento una grata experiencia.

Durante el año 2016, la industria de eventos aportó 1.7 por ciento al Producto Interno Bruto del país, mientras que la inversión destinada a esta acción BTL en México ese mismo año fue de 5,678 millones de pesos, siendo además el tercer servicio más ofrecido por agencias BTL.

Dentro de esta disciplina de marketing las convenciones, congresos, exposiciones, simposios, entre otros, también forman parte de dicha industria, pero sin duda uno de los más redituables y donde otras marcas tienen la oportunidad de fungir como patrocinadores y tener activaciones, son los festivales musicales.

La música es el elemento principal de cada concierto, y es lo que nos hace comprar un boleto. Se trate de un cantante o bandas nacionales, o de agrupaciones extranjeras, el objetivo es escuchar lo más nuevo del repertorio y también los grandes clásicos.

Pero no todo son guitarras, bajos, baterías, o sintetizadores en un festival musical ni los únicos beneficios son estar cerca de la banda favorita, al menos no para las marcas presentes.

Para ellas los beneficios son otros que, tal vez, para algunos asistentes no son tan obvios, pero para otros sí lo sean, como los siguientes:

Evento masivo=muchos consumidores

Llámese Festival Vive Latino, Coordenada, Corona Capital, Corona Sunsets, Machaca, entre muchos otros, cada marca tiene la posibilidad de llegar a miles de personas reunidas en un solo lugar, lo que se traduce en una mayor probabilidad de hacerlos clientes potenciales.

Patrocinador y activador

Al ser patrocinador oficial, cada marca puede tener activaciones mientras se lleva a cabo el festival. Con esta estrategia de marketing BTL, las brands pueden realizar diversas actividades con los asistentes, darles una experiencia más a la que les da la música, entregar artículos promocionales y que el target se lleve en la mente tu marca.

Alza en ventas

Cerveza, refrescos, agua, alimentos, venta de souvenirs, y que saliendo del festival o luego de unos días los asistentes recuerden tu marca y compren tus productos, hace que el alza en ventas se genere, lo que derivará en mayores ingresos y la continuidad para patrocinar y estar en festivales musicales.

Experiential marketing

Así como unas marcas utilizan los aromas, un buen servicio al cliente y la creación de una atmósfera ideal para dar una experiencia al cliente, la música, el merchandising durante el festival, las activaciones, la música y el ánimo de la gente hacen que la experiencia del target se maximice y quede para la posteridad.

Sabemos que cada festival lleva su gran dosis de marketing, desde que se anuncian poco a poco las bandas que estarán hasta que sale el cartel completo y fechas de venta de boletos, y claro hasta el día del evento. Sin embargo, el ser humano difícilmente puede vivir sin música, lo que hace que hagamos a un lado por un momento la mercadotecnia que hay detrás y encargarnos de disfrutar cada acorde y beats.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL