Michael Wohlmuth, director general de Creatividad, en su ponencia “La evolución del event marketing”, comenzó contando la manera en que Creatividad desarrollaba sus estrategias de event marketing hace algunos años.

Para Wohlmuth, el event marketing es la planeación de un evento con una estrategia de mercadotecnia para promocionar un producto o un servicio. Además, el asistente vive una experiencia. El objetivo de un evento es generar negocios relacionando a las personas en un evento, a través de la venta, capacitación y motivación del consumidor.

Los componentes básicos del event marketing: el relacionamiento, que es la inversión de tiempo en las personas indicadas para generar conexiones. El relacionamiento es un proceso constante de dar y recibir, pedir ayuda y ofrecerla, poner a otros en contacto, ofrecer tiempo y conocimientos sin esperar nada a cambio.

Por otro lado, el mensaje es importante para crear el concepto de un evento. Esto le dará un eje rector al evento, por medio de los valores de la marca. El concepto de be ser significativo, auténtico, que sorprenda, y, sobre todo, que sea muy bien ejecutado. De modo que el concepto tiene que verse en todo el evento.

Esto lleva a crear experiencias. “Una experiencia se produce cuando los consumidores participan en algo y tienen una impresión duradera”, apuntó.

Señaló que hay tres niveles de experiencias; la básica, aquella que genera un estímulo. Seguida de una experiencia memorable, es aquella que hace que el consumidor recuerde lo que vivió, por ejemplo, un viaje. Después, la experiencia más importante es la transformadora, se trata de aquella vivencia que hace que el consumidor tenga una nueva actitud hacia el producto o servicio que se presentó en el evento.

Asimismo, dijo que el momentum debe ser otro componente de una estrategia de event marketing. Esto permitirá realizar una ejecución perfecta. Por último, dijo que la estrategia tiene que evaluarse a través del análisis del ROI. Primero, conocer la satisfacción de los asistentes. Por otro lado, saber si lo aprendido se podrá aplicar, y analizar los objetivos de negocio alcanzados.

Finalmente, dijo que los profesionales interesados en desarrollar estrategias de event marketing deben sumarse a las tendencias del mercado. Principalmente, a través de la inteligencia artificial. “Muy pronto podremos tener asistentes virtuales para confirmar la asistencia a un evento”, advirtió.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL