El crecimiento más fuerte en el consumo de café en los últimos cuatro años se registró en Asia y Oceanía, a una tasa promedio del 5.2%, muy por encima del indicador total mundial.

Para el gremio cafetero mundial, el cálculo del consumo mundial en el año civil 2015 fue de 152,1 millones de sacos, cifra que ya fue revisada y consolidada.

Norteamérica también mostró un crecimiento relativamente fuerte, del 2.8%, en los últimos cuatro años, a lo que se suma un incremento de 2.2 millones de sacos en su demanda. En esta zona del mundo se consumen 28 millones de sacos de café por año.

Según la encuesta de tendencias en el consumo de café de la Asociación Nacional del Café de Estados Unidos, buena parte de ese crecimiento se debió al aumento de preferencia de los jóvenes por bebidas gourmet a base de expreso.

Por otra parte, el crecimiento del consumo en Europa fue más modesto, a una tasa media del 0.4%, la misma registrada en Sudamérica en el mismo lapso, mientras que en zonas como América Central y México fue del 0.6%.

En cuanto a la demanda global, en la Unión Europea se bajó ligeramente a 41.6 millones de sacos, en tanto que en Brasil, el segundo país consumidor del planeta, se mantuvo el registro de 20.5 millones de sacos.

Por último, el consumo de café en África superó la tendencia mundial y fue de una tasa media del 2.6%. Mucho de ese crecimiento se dio en países como Etiopía, donde hay una tradición de consumo de café.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL